El pasado martes algunos miembros de la candidatura del Partido Socialista de Villena visitaron el edificio de la electroharinera con el objetivo de conocer de primera mano el estado del inmueble tras las obras de rehabilitación llevadas a cabo, así como la disponibilidad de uso del edificio y los posibles plazos de musealización antes de su apertura.

La visita se enmarca dentro de las reuniones que Fulgencio Cerdán y su equipo están manteniendo con diferentes técnicos y departamentos municipales con la intención de incorporar al programa de gobierno aquellas medidas que contribuyan a mejorar la gestión del ayuntamiento.

Estas instalaciones están llamadas a convertirse en un referente etnográfico y arqueológico de la Comunidad Valenciana. Sus potencialidades son inmensas, aunque resulta incomprensible que no se hayan iniciado aún las tareas de musealización, además del traslado de las piezas del museo José María Soler y parte del legado de Jerónimo Ferriz. Más allá de los procedimientos administrativos dependientes de la Conselleria, el equipo de gobierno Verde da la impresión de que, también en este asunto, no es capaz de tomar la iniciativa y actuar de un modo resolutivo.

El proyecto museístico se enmarca en un enclave urbano, junto al Teatro Chapí, que servirá para vertebrar y dinamizar la oferta cultural y turística del municipio, generando sinergias con el resto del patrimonio de relevancia e interés con el que ya cuenta la población. Asimismo, el nuevo espacio será el mejor contenedor para dotar de contenido al preciado Tesoro de Villena.

La próxima Corporación salida de los comicios locales tendrá la responsabilidad de que esta inversión pública millonaria no termine convirtiéndose en la nueva plaza de toros. Un edificio infrautilizado y deficitario social y económicamente. Por eso, al margen de los aspectos arquitectónicos y museísticos, es imprescindible aplicar un plan de uso y explotación que aproveche al máximo todas sus potencialidades.

Según Fulgencio Cerdán, “los socialistas estamos convencidos de que este edificio, además de albergar las colecciones museísticas para el que fue concebido, puede servir como centro de investigación”. Así pues, las instalaciones vendrían a potenciar el papel que el museo y la Fundación José María Soler están llevando a cabo para recuperar elementos fundamentales de nuestra memoria histórica. Asimismo, reforzaría la relación que se mantiene entre el ayuntamiento y la Universidad de Alicante.

En este sentido es necesario “afianzar unas políticas culturales, educativas y turísticas de un modo coherente y coordinado, aprovechando el marco idóneo de esta infraestructura”, asegura Cerdán. El compromiso del PSOE es que el nuevo museo se ponga en marcha lo antes posible, dando cumplimiento en tiempo y forma a las subvenciones obtenidas del Gobierno valenciano, sin demoras, así como a otro tipo de inversiones que sean necesarias.