La mimetización con la naturaleza en el diseño de interiores: la biofilia

Somos seres sintientes y, por lo tanto, tenemos consciencia y capacidad de sentir emociones. La alegría, la tristeza, la rabia o el miedo afloran en nuestra vida y hay lugares en los que te puedes sentir más acogido para transitar estas emociones, quizás en el banco de un parque, en la butaca del cine, en tu oficina, quizás en casa, quizás en uno de los espacios de tu lugar de trabajo.

Como sociedad, como seres humanos, estamos viviendo uno de los momentos de mayor incertidumbre de esta era, lo que nos ha ayudado a ser más conscientes de la importancia del lugar que habitamos.

"La gente se ha dado cuenta de los déficits que tenía su hogar y, por ello, ha habido un remonte de obras, de reformas, sobre todo en viviendas. Entonces, es muy importante a la hora de vivir en tu espacio, que tú cuentes con un profesional que te ayude a hacer ese espacio más confortable con tu forma de vivir. No todas las personas vivimos de la misma forma ni todos los negocios tienen las mismas necesidades", nos explica Rosa Sánchez, decana del Colegio Oficial de Diseñadores de Interior y Decoradores de la Región de Murcia (CODID-RM).

Ese auge de amueblamiento y de reacondicionamiento de nuestros hogares, esa búsqueda de nuevos rincones con alma durante el último año, ha ayudado, sin duda, al crecimiento de las exportaciones del sector del mueble, la madera y afines, que alcanzaron los 80,3 millones en 2020, así como a generar más de 7.700 empleos directos, algo más del 11% del empleo industrial regional, según datos ofrecidos por el Gobierno de la Región de Murcia.

Rosa Sánchez, consciente de la importancia que tiene la mirada sobre los espacios, enfoca cada día su energía en el mundo del hábitat. Y aunque estudió Filología Hispánica, su pasión por el diseño le llevó a estudiar la titulación en diseño de interiores y decoración, un mundo en el que habita desde hace más de 30 años. Ella conoce bien las necesidades y alternativas para crear espacios con alma, que comuniquen y transmitan emociones.

"Lo que me enamora de este mundo es que somos profesionales que lo damos todo al cliente. La persona profesional del diseño de interiores va al último detalle en oficinas, comercios y hogares, para que el cliente se sienta a gusto en su espacio, y que ese espacio habitable sea confortable y cumpla sus expectativas", nos cuenta la decana del CODID-RM.