Ayer tuvo lugar la jornada de participación abierta a la ciudadanía antes de la redacción definitiva y aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible con la ciudadanía como encargada de enumerar problemas y posibles soluciones a la movilidad en nuestra ciudad.

El concejal de Movilidad Urbana en funciones, Jesús Hernández, presentó junto al presidente de proyectos de la empresa Doymo, la jornada de participación ciudadana del PMUS. Doymo es la empresa que ha conseguido la licitación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible en Villena cuya fase de investigación culmina con las aportaciones ciudadanas particulares, una vez que el tejido asociativo y empresarial ya ha sido cuestionado.

“La creación del Plan de Movilidad es ilusionante para Villena, ya toca y es necesario para la redacción del Plan General de Ordenación Urbana”, señaló Hernández. Uno de los objetivos de este nuevo plan es que la pirámide en movilidad, se invierta y el coche deje de ser el rey absoluto para desplazarse dentro de la ciudad.

El responsable de Doymo realizó un resumen del trabajo realizado hasta la fecha y de las metas que persigue el plan. “Villena tiene que ser una ciudad para todos y la accesibilidad debe ser una prioridad ya que a lo largo de la vida todos tendremos problemas de movilidad en alguna etapa”.

Las personas asistentes al acto recibieron post-it de color rojo para enumerar los problemas percibidos en campos como accesibilidad, peatonalización o transporte urbano. Junto a ellos fueron repartidos post-it verdes con posibles soluciones que los y las participantes iban pegando en murales en la pared. Además se repartieron pegatinas con distintos colores para que fueran colocadas sobre un mapa de la ciudad donde se identificaran problemas de movilidad.

Tras ello se pusieron en común algunas problemáticas y soluciones planteadas y se analizaron algunos problemas de atascos en zonas como la Carretera de Yecla de conexión con el polígono industrial o el cuello de botella que se forma en la Calle Madrid, como única vía en el casco urbano de acceder a la parte oeste de la ciudad.

Se propusieron medidas para habilitar nuevas zonas de aparcamiento señalizadas en áreas próximas al centro urbano así como la posibilidad de peatonalizar zonas de la ciudad donde no tuviesen cabida los vehículos motorizados. La seguridad de los carriles bici o la ordenación de nuevos medios de transporte (VMP) como los patinetes eléctricos fueron otros de los temas abordados durante el acto.

En la web municipal de www.villena.es se va ha habilitar un pequeño cuestionario de cuatro preguntas a responder por la ciudadanía para conocer su opinión sobre la movilidad urbana en Villena. Serán las últimas acciones de participación con la ciudadanía, le seguirá la fase de documentación con estadísticas antes de la redacción del plan que será aprobado por el Pleno Municipal.