Este domingo, a partir de las 12.30 horas, el Villena FS femenino, conjunto que milita en la ante sala de la máxima categoría del fútbol sala nacional, tiende una mano a la Fundación Sanamente, perteneciente a AFEPVI (Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental del Alto Vinalopó). Deporte y discapacidad unidos de la mano. Será un emotivo acto. Y es que el Villena FS tiene la "grata" costumbre de destinar la recaudación de sus partidos a diversas asociaciones, lo cual es digno de reseñar.

Este domingo, las gradas del Polideportivo Municipal se engalanarán para alentar a las chicas de Rosa María García en su encuentro que les medirá al AECS L’Hospitalet, en lo que se pretende que sea la quinta jornada consecutiva sin conocer la derrota. Por hinchada no será. Ese día, miembros de AFEPVI y de la Fundación Sanamente será ese pulmón que acompañe a las jugadoras, en lo que será el primer acto oficial de la Fundación, después que se presentara oficialmente el pasado 19 de octubre con la puesta de largo titulada "Festival Música y Palabra".

Este domingo será deporte y discapacidad. Hagamos un poco de historia. El deporte ha sido y será una de las mejores medicinas para personas con cualquier tipo de problemas. El Deporte Adaptado a personas con discapacidad fue comenzó después de la Segunda Guerra Mundial. El doctor Ludwing Guttman, neurólogo y neurocirujano del Hospital de Lesionados Medulares de Stoke Mandeville, implementó por primera vez el Deporte en silla de ruedas. En un principio Guttman buscaba a través del deporte restablecer el bienestar psicológico y el buen uso del tiempo libre del paciente, pero al tiempo se dio cuenta que la disciplina deportiva influía positivamente también en el sistema neuromuscular y ayudaba a la reinserción de la persona en la sociedad.

Las personas con trastornos mentales presentan una compleja problemática que afecta a varios aspectos, como a su funcionamiento psicosocial, integración social y laboral y a su participación en la comunidad. Ello hace imprescindible, para una adecuada atención integral a sus distintas necesidades, ofrecer programas y servicios de apoyo social que les ayude a recuperar y/o adquirir las capacidades y habilidades necesarias para vivir y relacionarse en la comunidad, que favorezcan su integración social efectiva en su entorno y mejorar su calidad de vida.

La experiencia ha demostrado que a través del deporte las personas que sufren trastornos mentales pueden minimizar los síntomas propios de la enfermedad, aumentar la autoestima, perfeccionar habilidades sociales, permitir una oportunidad para salir del aislamiento; en definitiva, lo que se consigue no es otra cosa que una mejora en su calidad de vida.

Rosario Tomás, directora del CRIS, miembro de AFEPVI y de la Fundación Sanamente, vuelve a tender la mano al deporte. Este domingo, como ya sucedió el año pasado, las gradas del Polideportivo se llenarán. Pero Rosario pretende que esto no sólo se quede en un partido de fútbol sala. "Tenemos en mente, junto a Andrés Micó, participar activamente en la San Silvestre, que se celebrará este año el 3 de enero. El deporte es básico para nuestros asociados; y con el tiempo, me gustaría hacer algo grande a nivel deportivo por la salud mental", admite.

Por su parte, Maite Gandía, presidenta del Villena FS, está dispuesta a tender esa mano a Sanamente: "Hemos colaborado con la mayoría de asociaciones que hay en Villena, con todas diría yo. La última vez con Cáritas, recogiendo alimentos para el Banco de Alimentos. Queremos, en un futuro, incluso poder jugar un partido, con dos equipos mezclados con jugadoras nuestras y miembros de AFEPVI. Nos agradaría realizar charlas, y explicarles lo importante que es el deporte, tanto para ellos, como para la sociedad en general; y sobre todo, hacerles entender lo que les puede aportar el deporte a su vida. Nos ponemos a disposición de la Fundación Sanamente para cualquier actividad deportiva que quieran organizar".

La práctica deportiva mejora la calidad de vida de toda persona y muy especialmente la de aquellas que sufren una enfermedad mental, nos sirve para descubrir capacidades y motivaciones propias, recuperar aficiones, potenciar relaciones sociales, fomentar la integración social dentro de la comunidad, disminuye el riesgo de marginalidad, crea un espacio de intercambio de experiencias, aumenta la autoestima y permite disfrutar con la consecución de logros personales.

Todo esto lo puede poner en práctica la Fundación Sanamente, que comienza su labor este domingo. ¿Qué será lo siguiente? Un calendario cargado de emoción y de trabajo. "Esta primera actividad de la Fundación es una forma de promocionar la salud, no sólo física, sino mental", apunta Rosario Tomás.

El ocio es una importante fuente de bienestar. La mayoría de las personas que padecen un trastorno mental tienen un ocio insatisfactorio y de baja calidad, es lo que se denomina ocio forzado, excesivo tiempo libre que es ocupado con actividades que en sí mismas no producen satisfacción personal. El ocio favorece el desarrollo personal y nadie debe ser privado de él por razones de discapacidad o cualquier otra circunstancia de carácter personal o social.

Estabilidad, igualdad, solidaridad, amor, amistad, cooperación, libertad, tolerancia, respeto, salud, conocimiento, consciencia, voz, ….. ¡ YA ! NANÁ. La voz en acto es parte de la cura, es salud en movimiento. La palabra cura y Radio Yananá se convierte en una manera muy efectiva de dar a conocer a la sociedad las realidades de un mundo del cual también tiene mucho que aprender. Y en VILLENADEPORTE, todas las semanas pueden encontrar crónicas deportivas por parte de los encargados de esta magnífica idea de llevar la palabra por las ondas.

A esto hay que añadir otro aspecto muy importante. Con actividades de este tipo se contribuye a disminuir el estigma que provoca la enfermedad mental en nuestra sociedad. Como se sabe, el estigma es un factor responsable de la ruptura de los lazos sociales, de los fracasos continuados en la inserción, de las cadenas o espirales de reingresos y de las reticencias a cumplir con los tratamientos psicofarmacológicos.

Y para todo esto, la Fundación Sanamente comienza a caminar con paso firme. Después de este primera toma de contacto este domingo con el Villena FS, lo siguiente será poner en marcha todas las herramientas para trabajar por y para las personas que padecen enfermedad mental. El área de promoción en salud mental y bienestar social serán las primeras actividades, que constarán de jornadas y charlas.

La prevención y sensibilización será lo siguiente. "Se propondrán actuaciones de sensibilización, informativas, promociones publicitarias, utilizando Radio Yananá o jornadas de puertas abiertas del CRIS", la directora del centro. El siguiente punto es la intervención. "Cuando ocurre algo hay que actuar al momento", apunta Rosario. Es cuando la Fundación Sanamente comenzará a visitar centros, y sobre todo, poner en marcha un programa de salud mental destinado a los presos del centro Villena 2, "de cara a la reinserción en la sociedad".

La salud infantil es otro de los puntos que abarcará la labor de la Fundación. "Normalmente el perfil de los usuarios de este centro es de mayores de 18 años. Los trastornos con déficit de atención por hiperactividad son las patologías más tratadas por los profesionales de la USMI de Elda, y se pretende que comience a tratar también a niños con problemas de salud mental.

Pero sin duda, unos de los proyectos más ambiciosos de Sanamente es la Patología Dual. Para los que no conozcan que es esta definición, se podría apuntar que es la denominación aplicada, en el campo de la salud mental para aquellos sujetos que sufren de forma simultánea o a lo largo del ciclo vital de una adicción y otro trastorno mental. "Nos encontramos con ciertas barreras. Los centros de desintoxicación no tratan la salud mental. Normalmente son las UCAS o, en el caso de Villena, AFAD, los que actúan, pero queremos aprovechar estas asociaciones para de una manera coordinada, poder actuar", apunta Tomás.

Las adicciones pueden ser a sustancias integradas en nuestra cultura como el tabaco, la xantina (café por ejemplo), alcohol, analgésicos o aquellas no integradas como el cannabis, los estimulantes, (cocaína, anfetaminas, etcétera) y los opioides. También se incorporan adicciones comportamentales como la Ludopatía.

Por último, está la formación e investigación. "Hay sectores de la población que desconocen esta enfermedad, y echamos en falta más colegios especializados, donde puedan estudiar los enfermos, pero a la vez, que puedan integrarse con el resto de alumnos", finaliza Rosario Tomás.

Tanto el Villena FS como la Fundación Sanamente quieren reivindicar que la salud mental también existe y que el deporte sirve como medio para la integración de personas con riesgo de aislamiento y exclusión social. Esto será a medio plazo. Lo primero, hacer un llamamiento para que asistan este domingo a presenciar el encuentro entre el Villena FS y el AECS L’Hospitalet, ya que lo recaudado irá destinado a una buena causa.