Funcionarios de prisiones, convocados por los sindicatos más representativos en Instituciones Penitenciarias (CCOO, UGT y Acaip), se concentrarán mañana jueves, 17 de mayo, a las 08.00 horas, en la rotonda de acceso al Centro Penitenciario de Alicante II (Villena), por la defensa de unas Instituciones Penitenciarias públicas, la mejora de las condiciones laborales y los derechos de las trabajadoras y trabajadores penitenciarios, así como, la eliminación de la brecha salarial entre centros.

Esta misma tarde llegará procedente de Madrid la secretaria general de Instituciones Penitenciarias de CCOO, Silvia Fernández, que participará mañana en dicha movilización. La villenense Virtu Pardo, miembro de la ejecutiva de Instituciones Penitenciarias de dicho sindicato, ha informado a Ágora Habla que estas jornadas se realizan "con la finalidad de pedir igualdad salarial y laboral".

En concreto, demandan la incorporación de 128,2 millones de euros en el proyecto de Ley de PGE para el 2018 con el objetivo de "eliminar la brecha salarial que se produce entre los diferentes centros penitenciarios de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias". La clasificación de las categorías de los centros penitenciarios está "obsoleta", ya que data de 1989 y la realidad penitenciaria "es diferente a día de hoy teniendo unas condiciones laborales muy homogéneas en todos los centros, donde la falta de personal es generalizada, las agresiones se producen en todos ellos, los enfermos mentales están presentes en todas las prisiones y la clasificación de centros ya no supone una mayor carga de trabajo de unas prisiones respecto a otras", afirma Pardo.

Las diferencias salariales entre centros ascienden hasta 700 euros para una misma categoría y trabajo, en función de la cárcel donde se trabaje, y por ello deben igualarse los complementos específicos de los puestos de trabajo con la misma denominación. Estas demandas salariales han sido apoyadas con más de 16.000 firmas personales de trabajadores penitenciarios, que se registraron en el Congreso y Senado el pasado 26 de abril.

La homologación de los complementos específicos permitiría que una parte de las retribuciones complementarias se consolidara, sin que hubiera pérdidas salariales durante los concursos de traslados o durante el período final de la vida activa, después de 25 o 30 años prestando servicio en las prisiones españolas.

Sin personal público suficiente no pueden ejecutarse las más de 285.000 condenas por sentencia firme que se imponen al año por los Juzgados y Tribunales del orden jurisdiccional penal. "En la prisión de Villena hay 1.300 internos, cuando en un principio se construyó para unos 700", apunta Virtu Pardo. En estos momentos 400 trabajadores componen la plantilla del Centro Penitenciario de Alicante II en Villena.

Estas concentraciones también tienen la finalidad de exigir que "se abra un marco de negociación real y efectivo para acometer estas reivindicaciones salariales, el desarrollo de la carrera profesional penitenciaria y hacer frente a la degradación de las condiciones laborales en los últimos años", indica la sindicalista.

Mañana, además de llevarse a cabo concentraciones en la prisión de Villena, también se realizarán en los Centros Penitenciario de Morón y Badajoz.