Ya está terminado el proyecto de adecuación de los bajos del ala derecha del Teatro Chapí para que pueda ser utilizado por la asociación de Coros y Danzas. El objetivo del equipo de Gobierno es que dicho espacio pueda ser compartido con otra asociación que tenga relación con el tema musical y con necesidades similares, como es el caso de la Coral Ambrosio Cotes.

Se trata de un proyecto muy participativo, dado que se ha contado en todo momento con la colaboración de la asociación de Coros y Danzas, ya que principalmente va a ser quien se beneficie de su uso. El proyecto consistirá en acondicionar todo el área hasta dejar una sala diáfana principal y otros dos despachos: uno para el ensayo musical y otro que hará las veces de almacén, para guardar los trajes y demás elementos. Asimismo, se reparará el suelo, techos y paredes, entre otras reformas. Y además, se facilitará el acceso a través de la Calle Madrid y se crearán las pertinentes salidas de emergencia.

El coste total es de 35.877 euros, IVA incluido, pero tal y como ha indicado la edil de Urbanismo, Cate Hernández, todavía no se ha adjudicado la obra, puesto que al ser una cantidad inferior a 50.000 euros la ley recoge que la concejalía puede adjudicar directamente el proyecto en cuestión, por lo que se solicitarán distintas ofertas a varias empresas, para así elegir la más económica.

Asimismo, el proyecto se llevará a cabo a cargo de los presupuestos de 2016 y espera poder realizarse a lo largo de la primavera. En cuanto al uso del espacio y dado que la prioridad se dará a la asociación de Coros y Danzas, Cate Hernández ha recordado que, dado que hay más demandas, se va a establecer un convenio para concretar el uso. Del mismo modo, la edil de Urbanismo ha señalado que en la próxima Junta de Portavoces se va a llevar el primer borrador de la cesión de espacios públicos, "en él se refleja las concesiones y los derechos que tendrá cada organización de cara al uso de los distintos espacios públicos".