Rita Céspedes, presidenta de la Unión Democrática de Pensionistas dejará la presidencia a partir de enero tras trece años en el cargo. El lunes por la noche tuvo lugar una reunión donde Céspedes comunicó que no seguirá, a pesar de quedarle tres años más como cabeza visible de la UDP.

Rita Céspedes deja el cargo por motivos personales, "aunque seguirá parte de mi equipo directivo", apunta, al tiempo que anima a que "entre más gente". Hasta el momento se desconoce quién tomará el testigo de Céspedes.

Lo que está claro, y ante algunos rumores de la posible desaparición de la Unión Democrática de Pensionistas, Céspedes ha señalado que "no consentiría que desapareciera una asociación que es mi segunda casa. Hay que recordar que en enero, la UDP ratificó a Rita como presidenta, siendo la cuarta ocasión que salía reelegida. La última votación tuvo lugar en enero de 2014, con Fulgencio Cerdán como concejal de Bienestar Social.

Durante estos años Rita Céspedes ha contado con el apoyo y cariño de sus asociados y entre sus logros está el mantener cohesionada la UDP con su sede en el Centro de Mayores de la plaza El Rollo, donde diariamente se organizan actividades de encuentro y fraternidad entre los socios.