Este domingo 4 de octubre, se clausuró la semana europea de la movilidad sostenible con el día grande: el día sin coche. Un sinfín de actividades para conmemorar el disfrute de la calle, lejos del ruido y de los humos de los vehículos motorizados.

Una semana intensa con actividades en las que hemos colaborado con la Concejalía de la Movilidad, con campañas sobre “En bici al trabajo”, charlas en institutos, talleres sobre movilidad, cine sobre movilidad etc. El cierre a las actividades ha sido el Autoacho y el Día sin coche, donde también hemos tenido protagonismo.

Un Autoacho con numeroso público, con menor número de autoslocos que otros años (cambio de fecha, coincidencia con RabalFest etc), pero con ingeniosos coches, y con los maravillosos Drift Trike que hicieron las delicias de todas las personas congregadas.

Un día sin coche muy animado a lo largo de toda la avenida de la Constitución, con los compañeros del Club Ciclista Alto Vinalopó haciendo juegos para los menores, un club de patines en línea, patinaje artístico, exhibiciones en barandilla para patines de skate, yoga, partidas de ajedrez en la calle, stands de asociaciones, baloncesto y voley, y un paseo ciclista y de patines por la tarde, que cada año va a más. Un día sin coche para disfrutar de la calle, de la familia, de las relaciones interpersonales, del deporte, lejos del ruido y del humo de los coches.

Una semana en la que Villena en Bici colaboramos desde hace años, siempre con la intención de contribuir a promover una ciudad más accesible y amable. La semana de la movilidad es un momento especial para sensibilizar a la población sobre otras formas de movilidad más sostenibles (caminar, bicicleta, transporte público), pero deseamos que durante todo el año, y no sólo en ésta semana, las calles de nuestra ciudad puedan ir poblándose de más peatones y ciclistas, para hacer una ciudad oxigenada y segura.