Dos guardias civiles del puesto de Xixona evitaban este lunes que un hombre se quitara la vida en Tibi inhalando gas butano.

Fueron los vecinos del suicida, un hombre de 55 años y nacionalidad española, los que alertaron al Instituto Armado de que algo extraño ocurría al ver que su vehículo continuaba estacionado junto a la vivienda a una hora inusual en su rutina.

Los agentes se personaron en el lugar y descubrieron que el turismo que estaba completamente cerrado, desprendía un intenso olor a gas y su propietario se encontraba inconsciente en el asiento trasero junto a una bombona de butano con la válvula abierta.

Tras desalojar la zona y arriesgando su vida, los dos agentes abrieron el vehículo y extrajeron al hombre de su interior, procediendo a iniciar su reanimación cardiopulmonar, algo que lograron no sin esfuerzo, siendo este posteriormente trasladado al Hospital Clínico de Sant Joan d’Alacant.

Enlace de la noticia:

http://www.alicanteactualidad.com/actualidad/provi...