Amanecía el día cuando 66 socios de AVIANA nos disponíamos a comenzar nuestra primera actividad montañera del recién estrenado año 2020. En esta ocasión nos desplazamos en coches particulares a la vecina localidad de Biar, que previo agrupamiento en la rotonda del instituto, nos dirigimos al área recreativa de la “Cova Negra” donde comenzaba la ruta.

El monte nos esperaba cubierto de un leve manto blanco, producto de las temperaturas bajo cero de la noche que aún se sentían. El terreno helado, duro, crujiente a nuestros pasos, sin viento, cielo todo azul, limpio. Comenzamos a caminar.

El recorrido durante 11,5 km. consistió en una visita por senderos y caminos por el Pinar de Camús, donde hay un notable bosque de pino piñonero (pinus pinea) que junto con las repoblaciones de pino carrasco y alguna encina conforman una densa masa boscosa.

La parada habitual para el almuerzo la realizamos en el cortafuegos que recorre el pinar, desde donde se observa en toda su extensión el camino de Benasai que discurre entre Biar y Bañeres, teniendo enfrente El Cabezo Gordo y La Peña La Blasca.

La temperatura del día fue tornándose agradable y conforme íbamos caminando, los olores a madera cortada y húmeda, que debido a las recientes talas de clareo inundaban el ambiente, se hacían cada vez más presentes.

En definitiva, empezando el año con la actividad que más nos gusta, en una ruta sencilla y accesible, rodeados de vegetación, con nuevos socios (que aprovechamos para darles la bienvenida) y con el buen ambiente de AVIANA que nunca nos abandona.