La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha invertido más de 800.000 euros -concretamente 888.562- para mejorar la seguridad vial en la CV-81 con la CV-164, en el término municipal de Bocairent.

Las actuaciones, entre los puntos kilométricos 11+750 y 21+150, han tenido una duración un mes y han consistido en obras de refuerzo de firme y de renovación superficial del pavimento de la carretera.

"Este proyecto, englobado en el conjunto de iniciativas de conservación de la Red Básica de Carreteras de la Generalitat Valenciana, conjuga actuaciones de mejora de la seguridad vial con la protección del medio ambiente y un uso racional del territorio", ha señalado el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

"Para el Consell es esencial que los vecinos y vecinas de toda la Comunitat puedan realizar sus desplazamientos cotidianos, tanto en su jornada laboral como en su tiempo libre, a través de una red viaria que sea funcional y que garantice su seguridad", ha afirmado España.

Obras en dos fases

La actuación ejecutada se ha desarrollado en dos fases: en la primera se han ejecutado saneos en las zonas con mayor deterioro para eliminar las roderas y, en la segunda, se ha extendido una capa de rodadura con microaglomerado en toda la sección.

Los trabajos, cuya finalidad ha sido recuperar las características superficiales de textura y resistencia al deslizamiento, se han completado con la renovación de la señalización horizontal y los elementos de balizamiento afectados.

En resumen, los objetivos de la actuación son los siguientes: detener la degradación de los pavimentos, incrementar su capacidad portante y, al mismo tiempo, aumentar la textura de la capa de rodadura, de gran importancia para la seguridad de la circulación de los vehículos.

CV-81, de Ontinyent a Villena

La carretera CV-81, que discurre entre las poblaciones de Ontinyent y Villena, vertebra la comarca de la Vall d'Albaida y registra una intensidad de circulación cercana a los 4.000 vehículos diarios, de los que un elevado porcentaje -el 11%-, son pesados.

El elevado tráfico pesado de este tramo, debido en parte a la presencia de polígonos industriales, ha provocado en el tramo objeto de la actuación la aparición de roderas en ambos márgenes de la vía. Además, la existencia de varias rotondas ha provocado degradación por esfuerzos tangenciales.