Isabel Micó, concejal de Cultura, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para dar la cara ante las acusaciones por parte del Partido Popular que envió la pasada semana un comunicado en el que, entre otras cosas, venía a decir que "buenas intenciones y palabras que se las lleva el viento cuando no se tiene ni la intención ni la capacidad de gestión para llevar a cabo proyectos que solamente tiene que seguir con un procedimiento y orden previamente establecido".

La edil ha entonado el "mea culpa", al apuntar claramente: "La responsabilidad de que no se celebre este año el concurso lo asumo como tal". Micó explicó que se "traspapeló durante las fiestas la carpeta donde estaban las bases del concurso y es una cosa que suele pasar en empresas, y ante la premura de tiempo tomamos la decisión de que el concurso no se celebrara este año".

Este año no se celebrará finalmente dicho concurso, aunque sí se hará en 2015, los días 25, 26 y 27 de marzo en el Teatro Chapí, evento que llegará a su 25ª edición, y cuyas bases ya han sido aprobadas en Junta de Gobierno. En enero se presentará en Valencia, "para difundir esta actuación con la Sociedad General de Autores", comentó Micó.

Al no celebrarse este año, en la próxima edición, en la que se pretende que pase de noviembre a marzo, en vez de dos modalidades, habrán cuatro. "Esta decisión redunda en beneficio del propio concurso. El Partido Popular pueden decir lo que quieran. No sé cómo gestionaba Francisco Abellán la concejalía de Fiestas cuando ellos gobernaban el ayuntamiento", asevera la edil.

Con todo, ya hay presupuesto para el 25º concurso de Jóvenes Intérpretes, cuya primera fase se celebrará en la ala izquierda del Teatro Chapí, que será inaugurada el próximo día 21 de noviembre; mientras que la final será en el Teatro Chapí. Se contará con 14.000 euros, y entre las novedades hay que citar que el sesenta por ciento de las obras a interpretar serán de autores de la Comunidad Valenciana, así como una pieza del villenense Quintín Esquembre.