El pasado fin de semana se realizó la Universidad Verde de Verano, familiarmente conocida como Univerde, en la que participaron casi 250 personas provenientes de todos los lugares de España. Durante todo el viernes y sábado, la Casa de Cultura y el edificio Colache se llenaron de gente deseosa de acercarse a la ideología Verde desde una óptica pragmática.

No en vano muchas de estas personas ya están ocupando puestos de responsabilidad en sus respectivos municipios desde las últimas elecciones, y vieron colmados sus anhelos no solamente porque la mayoría de las ponencias y talleres tenían ese enfoque práctico sino también por la llegada del Eurodiputado –Jordi Sebastián y su asistente que le sustituirá Florent Marcellesi-, así como la presencia de Elena Cebrián, Consellera de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio climático de la Comunidad Valenciana.

Villena, por lo tanto, se convirtió en primer referente dentro de los grupos verdes nacionales.

Ahora bien, durante todo este fin de semana también hubo tiempo para el esparcimiento y el ambiente más relajado. Nuevamente, la infraestructura gastronómica y turística de nuestra ciudad permitió que muchos restaurantes, bares y cafeterías ampliaran su clientela al mismo tiempo que parte de la gente inscrita disfrutó con el espectáculo de “Atalaya Experience” y la visita dominical de Primadomus.

El Grupo Coordinador del Partido Los Verdes de Europa ha calificado de satisfactoria la aventura emprendida y, desde aquí, desea dar las gracias a todos aquellos colectivos, personas y al propio M.I. Ayuntamiento por haber colaborado, con el máximo entusiasmo, a engrandecer más si cabe la ciudad de Villena. Este Grupo también desea pedir disculpas por haber incluido el logotipo de “Villena, fortaleza mediterránea” en el apartado de entidades colaboradoras del evento. La bisoñez de las personas que forman este Grupo –nombrado como tal hace unos pocos meses- y el interés por dotar a la Univerde de la máxima repercusión, llevó a no haber seguido los pasos administrativos pertinentes. Aunque este error pueda ser compensado con el hecho de que nuestra “fortaleza” llegó a conocerse de punta a punta de España, de Galicia a las Islas de Canarias. Gracias a todo el equipo de voluntariado que hizo una gran labor tanto de trabajo como de difusión.