La mayor parte de las vivencias y enseñanzas de Margarita se conocen a través de la autobiografía que escribió don Bosco por mandato de Pío IX. Son las llamadas “Memorias del Oratorio”.

Margarita tuvo una influencia decisiva en la educación de sus hijos y en especial de Juan Bosco. Así, el Santo recuerda que en el célebre sueño de los 9 años que marcó para siempre su vida, aparece de refilón su madre en este sentido:

Palabras del misterioso personaje, identificado como “el Señor” al creador de la obra salesiana: “Yo soy el Hijo de Aquella a quien tu madre te enseñó a saludar tres veces al día...”.

Margarita Occhiena educó a Juan Bosco de acuerdo con su fe. Así le hizo inteligente, libre y capaz de hacer todo por amor a los demás. Teniendo en cuenta las penurias que tuvieron que pasar, viuda ella, con tres hijos y la abuela, Margarita se presenta como una mujer fuerte y humilde que acompañó con sabiduría e inteligencia a sus hijos para que en ellos se cumpliera lo que ella percibía como el plan de Dios.

Mamá Margarita

Hace más de 25 años, la asociación de antiguos alumnos, siendo presidente Joaquín Marco, institucionalizó un acto con el fin de entregar un reconocimiento social a una mujer vinculada a la familia salesiana y Villena. Son diversos los argumentos que se valoran para optar a este galardón. Este año “mamá Margarita” a nivel local recae sobre la persona de Lola Salguero Porcel; una mujer sencilla, amante de la obra salesiana y madre de una familia numerosa de los que todos sus hijos se formaron en el Colegio Salesianos.

Lola es viuda de Antonio García López, una persona que lo dio todo por los Salesianos de Villena y otras entidades de la ciudad. En el año 2007 recibió el distintivo de honor en la categoría de Oro de la Confederación Nacional Española de Antiguos Alumnos de Don Bosco, por su entrega y dedicación.

El acto de entrega del reconocimiento será el sábado día 21 a las 18.00 horas en la Iglesia M.ª Auxiliadora, donde se invita a toda la ciudadanía.