Anoche tuvo lugar la entrega de premios a la investigación que organiza la Fundación José María Soler desde hace veinte años en los que un villenense resultó galardonado en la modalidad Científica y Humanística por su trabajo de análisis constructivo en el Castillo de la Atalaya.

El Salón de Actos de la Casa de la Cultura fue el lugar elegido por la Fundación José María Soler para hacer entrega de sus galardones anuales de investigación. El acto contó con una importante asistencia de público y estuvo presidido por el alcalde, la concejala de Cultura, la directora de la Fundación José María Soler, la directora del Museo Arqueológico de Villena, un arqueólogo municipal y un profesor de Arqueología de la Universidad de Alicante.

La directora de la Fundación, Loli Fenor arrancó la ceremonia teniendo unas sentidas palabras de recuerdo para dos figuras claves de la historia reciente de Villena como son José María Soler y Alfredo Rojas. Fenor además hizo un alegato en pro de la cultura en la sociedad actual.

La apertura corrió a cargo del arqueólogo municipal Jesús García Guardiola quien con “La huella de Soler” describió la importancia que tuvo, tiene y tendrá el trabajo de investigación y conservación de patrimonio local que realizó José María Soler. “El Cabezo Redondo es la cantera de arqueólogos de Alicante” concluyó Guardiola.

A continuación se hizo entrega de los premios de investigación. En la modalidad de Arqueología el galardón recayó en Sergio Martínez Monleón por su trabajo “El Argar en el bajo Segura y bajo Vinalopó”. “Se trata de un trabajo serio y honesto que relaciona la importancia de la historia argárica con la importancia de Villena en la Edad del Bronce” aseguró el profesor de Arqueología de la Universidad de Alicante Fco. Javier Jover.

Por su parte, el premio en la modalidad Científica y Humanística fue a parar al investigador villenense Juan Francisco Catalán Carpena por “Análisis histórico y constructivo del Castillo de La Atalaya, Villena”.

Sobre su obra, la directora del Museo Arqueológico Municipal, Laura Hernández aseguró que “se trata de un completo análisis sobre la construcción y reformas que ha sufrido el Castillo de Villena desde el siglo XII hasta la actualidad”. El joven investigador estuvo presente en la última rehabilitación que se realizó en el Castillo en el año 2012 “trabajando al pie del cañón con los restauradores” informó Hernández.

Los ganadores de ambas categorías recogieron el diploma acreditativo de manos del alcalde y la concejala de Cultura. Además del diploma, los premiados conseguirán la edición e impresión de quinientos ejemplares a color de sus trabajos de investigación premiados.

Como suele ser habitual en el acto se entregaron además los premios de iniciación a la investigación con los siguientes galardones:

Modalidad A 1º y 2º ESO galardonada Ariadna Gil por “Las Murallas de Villena: origen, historia y su paso del tiempo”. Dos accésits para Lourdes Hernández por “1939-214, 75 aniversario de la talla de la Virgen de las Virtudes por Antonio Navarro Santafé”.

En la Modalidad B para alumnos de 3º y 4º ESO y Ciclos Formativos de Grado Medio, la ganadora fue Aida Rodríguez por “El Poblado de absorción de Villena”. Los accésits fueron para María y Nuria Guillén Sierra por “Relojes villenenses” y para Irene Fernández por “Escudos de Villena como símbolo de identidad” y para Paula Olcina.

En la Modalidad C para Bachiller y Ciclos Formativos Superiores el galardón recayó en María de los Ángeles López por su trabajo “Tras el muro”. Todos estos trabajos podrán encontrarse publicados en la revista Villena que saldrá publicada durante este mes de diciembre.

El acto concluyó con un concierto en el que se utilizó como cierre la pieza compuesta por Francisco Serra Martínez, “1 del 12 del 63” en conmemoración por el cincuenta aniversario del descubrimiento del Tesoro de Villena.