Villena contará con un espacio coworking. Estará ubicado en la Pirámide anexa a la Plaza de Toros, y tendrá una inversión de unos 100.000 euros. Esther Esquembre, edil de Desarrollo Económico ha presentado este lugar de carácter social del coworking. Francisco Javier Esquembre, alcalde de Villena, también ha participado en dicha presentación.

Esther Esquembre ha señalado que se han asesorado gracias al espacio coworking creado en Petrer. Con este nuevo proyecto se busca el acompañamiento necesario para generar sinergias de colaboración perfectas entre emprendedores y entre colectivos y asociaciones. "Estar dentro de un entorno así es un privilegio absoluto para alguien que está comenzando y tiene muchas ganas de aprender, ya que en este ecosistema emprendedor van a relacionarse con el resto de coworkers y van a poder crear sinergias", ha indicado la edil.

Esta forma de trabajo permite a profesionales independientes, emprendedores, y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos. En un principio se pensó en situar el espacio coworking en los Viveros de Empresas, "aunque desechamos la idea ya que había que invertir mucho dinero para adecuar las instalaciones", señaló Esquembre.

La idea es que sea una empresa la que gestione, a modo de colaboración, este lugar que estará ubicado en la Pirámide anexa al recinto taurino de la ciudad. El trabajo cooperativo fomenta las relaciones estables entre profesionales de diferentes sectores que pueden desembocar en nuevas relaciones cliente-proveedor así como en intercambios y colaboración de tipo horizontal entre los propios trabajadores.

La planta baja contará con servicio de cafetería; punto de encuentro, y una sala de formación para unas 50 personas. En la siguiente planta se ubicarían los puestos fijos de trabajo, con ordenadores y conexión wifi. La siguiente planta, que seguirá siendo utilizada por el Foro Económico y Social, se dejará abierta a peticiones de empresas que trabajan de manera conjunta entre ellas, siendo un espacio diáfano. Por último, la cúpula se convertirá en un lugar de descanso.

Francisco Javier Esquembre ha señalado que no se trata de una propuesta electoral, "sino de una realidad, ya que en el momento que se apruebe el proyecto, se llevará a cabo la oportuna licitación y se pondrá en marcha. Si no gobernamos la ciudad, esperamos que se le dé uso". Por su parte, Esther Esquembre ha indicado que "llevamos dos años trabajando en este proyecto, y pensamos que este lugar será el punto de referencia del tejido empresarial de la ciudad".

Más información, en el vídeo que acompaña la noticia.