El asilo de ancianos de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Villena seguirá en su actual ubicación en la Plaza de las Malvas.

Durante un tiempo el Ayuntamiento se mantuvo informado del posible cambio de ubicación por el interés de un constructor de realizar un hotel en dicho enclave. Este acuerdo estaba supeditado a que la constructora corriese con todos los cargos de la construcción de un nuevo asilo de ancianos a las afueras de la ciudad junto al geriátrico, algo que definitivamente no se llevará a cabo.

Francisco Javier Esquembre, máximo edil del consistorio, ha mantenido esta mañana una reunión con la Hermana Suprema General de la provincia y la de la casa de Villena, cónclave al que también han asistido el concejal de Urbanismo, Carlos Beltrán, arquitectos y un abogado.

"Las hermanas nos han confirmado que la operación que pretendían efectuar no se llevará acabo, por lo que nos han solicitado ayuda para tramitar los permisos necesarios de cara a acometer las obras de mejora en en asilo, por lo que hemos hecho un pequeño plan de trabajo", asegura el alcalde de Villena. Las obras empezarán por el Palacio de Mergelina, que es el que más deteriorado está.

Esquembre a apuntado que la hermandad "se encuentra a gusto en Villena, y eso es bueno, tanto para el voluntariado, como para el personal que trabaja allí y, por supuesto, para los ancianos". Además, el primer edil ha aseverado que se acometerá un proyecto de edificación "serio e importante", y que el Ayuntamiento colaborará con una subvención cercana a los 10.000 euros.