La Fundación Ángel Tomás – FISAT abrirá en el mes de noviembre un nuevo piso de emancipación en Villena. Es una nueva apuesta de FISAT y de Salesianos Villena por la juventud más vulnerable.

La obra salesiana de Villena ya contaba con el Proyecto de Apoyo Educativo (PAE) Ángel Tomás, de FISAT que atiende a menores. Esta nueva iniciativa completa el trabajo que los salesianos hacen en la ciudad por los jóvenes, especialmente por los que más lo necesitan. Una nueva iniciativa salesiana para Villena y un nuevo reto cargado de ilusión que responde al sueño de don Bosco.

El Piso Don Bosco de Villena, que así se llamará el nuevo recurso, contará con seis plazas. Desde la Fundación ya se está trabajando en el proyecto con la coordinación de los equipos de trabajo y el acondicionamiento del piso, para que todo esté preparado para la llegada de los primeros jóvenes en noviembre. Con el Piso Don Bosco de Villena la Fundación Ángel Tomás refuerza su red residencial: centros de acogida residenciales de menores y hogares de emancipación para jóvenes extutelados en la Comunitat Valenciana.

Con el de Villena son ya siete los pisos de emancipación con los que cuenta FISAT en la Comunitat Valenciana:

•Hogares de emancipación Pisos Magone (2 pisos) en Valencia

•Hogar de emancipación Casa Mamá Margarita en Elche

•Hogar de emancipación Piso Don Bosco en Alicante

•Hogar de emancipación Piso Buzzetti en Burriana

•Hogar de emancipación Piso Maín en Valencia

•Hogar de emancipación Piso Don Bosco en Villena

¿Qué es un piso de emancipación? Los pisos de emancipación son viviendas educativas para acompañar el proceso de emancipación de los jóvenes que finalizan medidas de protección en centros de acogida, al cumplir la mayoría de edad. Con frecuencia llegado este momento no se dan las condiciones oportunas para una adecuada emancipación del joven. Se hace necesaria una intervención socio-educativa que acompañe al joven

en este proceso de transición a la vida adulta, ofreciendo tanto recursos materiales básicos (vivienda y manutención), como acompañamiento educativo para aumentar la autonomía personal y favorecer un adecuado desarrollo social.

En estos pisos se trabaja con jóvenes de edades comprendidas entre los 18-25 años. La finalidad última de los pisos de emancipación es acompañar a los jóvenes en su proyecto de emancipación garantizando un acompañamiento educativo que lo haga posible.