Del encuentro artístico entre Jaiotz Osa y Xabier Mugica ha nacido esta propuesta de danza contemporánea. La suma de sus dos mundos creativos, es la que les permite narrar todas esas historias visuales, recogiendo las imágenes que rondan en sus cabezas, dándoles forma y sentido y llevándolas por fin a escena utilizando tanto el movimiento como el formato audiovisual, y la música electrónica del Dj Koze – XTC.

En Kenophobia los azules son muy azules. La luz natural no lo es, y los bailarines recrean una realidad falsa construida con retazos inservibles de felicidad. Todo sucede bajo un cielo despejado, insistentemente azul e idílico para la mayoría, pero que se convierte en una gran tragedia para un kenofóbico. “La fiesta ha terminado, la gente se ha marchado y todo está vacío. Es entonces cuando empiezo a sentir el miedo”. En el campo de los diferentes tipos de fobias, existen aquellas en las que se tiene un temor irracional e irrefrenable ante situaciones concretas, como es el caso de la kenofobia, que significa miedo al vacío. Es un miedo directamente relacionado con el miedo a la soledad.

Durante los cincuenta minutos que dura la propuesta, cada uno de los personajes nos mostrará sus miedos e inseguridades, llegando a ser capaces de gritar sus traumas y celebrarlos ante el público. Kenophobia es una obra donde las imágenes están cargadas de simbolismo, en el que predomina el lenguaje físico y el movimiento dinámico y enérgico.

Esta propuesta ha sido incluida en el programa FIC 2021 (Frente de Iniciativas Contemporáneas) organizado por la Casa de la Cultura la semana del 25 al 28 de noviembre.