En esta obra se investiga las aplicaciones que tiene la inteligencia emocional en el recorrido que el alumno desarrolla a lo largo del aprendizaje durante la ESO en la asignatura de Religión y cómo el docente puede contribuir a ello.


Para que el proceso pedagógico de desarrolle satisfactoriamente, se debe crear un ambiente de empatía emocional entre el docente de Religióny el alumno intentando conseguir mejores resultados y, sobre todo, que exista una motivación entre ambos para trabajar conjuntamente. Por ello, la inteligencia emocional debe desarrollarse tanto en el profesor como en el educando.

Y ese es el objetivo de esta obra: cómo crear un ámbito de trabajo que se fundamente en el respeto y la empatía, para potenciar la personalidad y la participación positiva del alumno y canalizar debidamente sus emociones.

El autor David Ortega Mena nació en Barcelona pero actualmente reside en Villena.es licenciado en Ciencias Religiosas por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, en la especialidad de Economía de la Salvación. Es máster en Ciencia y Fe por la Facultat de Teologia de Catalunya, patrocinada por el Consejo Pontificio de la Cultura y la John Templeton Foundation. Amplió su formación teológica estudiando Doctrina Social de la Iglesia en la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia. Entre sus obras, destaca Salvación y Vida Eterna (2013). En la actualidad se dedica a la docencia y a escribir. Está casado y es padre de tres hijos.