El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, se sumaron ayer a la concentración de los trabajadores del Centro Penitenciario Alicante II, en Villena, en repulsa por el ataque que sufrió la subdirectora de Seguridad del centro el pasado lunes en la puerta de su casa.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias ha anunciado la próxima apertura de un expediente disciplinario por el incidente del 16 de agosto en el módulo de aislamiento, que también se investiga en sede judicial. Ortiz, que ha puesto en valor “la entrega y profesionalidad de la inmensa mayoría de los trabajadores y trabajadoras penitenciarias”, ha afirmado que “no deben pagar justos por pecadores” y que, “por esa misma razón, cualquier comportamiento irregular tendrá una respuesta tan justa como contundente”.

La subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador ha vuelto a condenar la agresión y ha hecho hincapié en que se han puesto todos los medios para que este ataque se esclarezca cuando antes.

Fue el pasado lunes cuando, a las 7 de la mañana, la subdirectora fue rodeada por 5 o 6 individuos que la golpearon en la cara mientras le amenazaban con que tuviera la boca cerrada. Al día siguiente, la mando tenía que prestar declaración en el marco de la investigación abierta sobre la actuaciónn de los tres funcionarios el pasado 16 de agosto. Previamente, los días 24 y 25 de agosto, recibió similares mensajes anónimos en su teléfono móvil, que desapareció del centro de trabajo el pasado viernes.

Además de Villena, el resto de prisiones de la Administración General del Estado y la sede la Secretaría General en la madrileña calle Alcalá han celebrado concentraciones a mediodía en solidaridad con la subdirectora de Alicante II y en defensa del buen hacer de las y los profesionales penitenciarios.