El vecindario del centro histórico, en especial de la zona de C/ Mayor, Plaza Pascual Domenech, San Antón, etc estamos hartos de soportar el aparcamiento ilegal en estos espacios. También de un tránsito motorizado en ocasiones abusivo, para un lugar que tendría que respirar paz y lentitud .

Estas zonas del Casco Histórico tienen un pavimento especial, con vocación más peatonal, que se deteriora permanentemente por el paso abusivo de vehículos y por el aparcamiento en lugares prohibidos. Un espacio con muestras frecuentes de aceites de vehículos sobre su pavimento. Vehículos ubicados de manera permanente sobre calles estrechas sin aparcamiento, sobre pasos para cocheras y en vados permanentes. Propietarios que mueven jardineras disuasorias que el Ayuntamiento instaló para embellecer el espacio, afeando el mismo.

Es una situación que precisa de mayor espíritu cívico por parte del vecindario y de la ciudadanía. Una situación cronificada, que también precisa de mayor intervención municipal: fijar jardineras para no ser movidas, reforzar señalización vertical y una mayor presencia policial con medidas sancionadoras frente a estas irregularidades.

El Casco Histórico es un Bien de Interés Cultural, con un Plan Especial de Protección del mismo, que apela entre sus objetivos a recuperar sus calles para la ciudadanía, dinamizar su vida comercial, proteger su patrimonio, favorecer una atmósfera amable y de confort. Sin duda que estas conductas de abuso del vehículo motorizado y de aparcamiento irregular no contribuyen a ese cometido. Ojalá esta llamada de atención, con instancia presentada al Ayuntamiento, sirvan para este control y esta puesta en valor de un espacio bello y privilegiado de nuestra ciudad.