El General Músico Francisco Grau Vegara falleció ayer domingo. Fue compositor y a pesar de nacer en la localidad alicantina de Bigastro, estuvo muy ligado a las fiestas de Moros y Cristianos de Villena. Participó en el Ecuador Festero de 2008, donde estrenó el pasodoble 'La Golica', que el maestro dedicó a la Comparsa de Estudiantes.

Posiblemente no exista reconocimiento que honre la trayectoria artística de Francisco Grau Vegara. El maestro no ha cesado de recibir numerosas distinciones a lo largo de su carrera. Grau Vegara proviene de un entorno familiar ligado a la música y sus inicios se remiten al bombardino que tocaba en la banda de su pueblo natal alicantino, Bigastro, donde vio la luz en 1947. Siendo apenas un niño poco se imaginaba que acabaría siendo una de las personalidades más célebres en torno a esta formación, a la que ha consagrado toda una vida.

Ccuenta en su catálogo con obras camerísticas, como Sueños de Iberia (2008) para quinteto de viento; marchas de procesión, como La quinta angustia, Caridad, El Resucitado o El Cristo de los mineros; marchas cristianas, como Tayoll (1969), e innumerables pasodobles, como Nit del foc, Copla de España, Melilla española, Doña Lola, Nostalgia de ti o Elemaz, siendo además un género en el que ha adaptado personalmente algunos de los títulos más conocidos.

Su labor al frente de la Banda de Música de la Guardia Real le ha llevado a componer diversas marchas militares, entre las que podemos encontrar marchas conmemorativas, música de honores y relevos, en páginas como Soldados para la paz, Rodríguez de Austria, General Pérez Turdó, Relevo en Palacio, Los Pífanos o El Director. Tampoco podemos olvidarnos de que es autor de los Himnos oficiales de los Ingenieros Politécnicos Militares, de la U.M.E. y de los Cuerpos Comunes.