Estimados compañeros de corporación municipal:

Hace más de una semana que desde la asociación de comercios y servicios de Villena se solicitó públicamente al Ayuntamiento medidas concretas para poder hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia del COVID19. Reclamaban ayudas que pudieran aliviar el problema que soportan comercios, restaurantes, bares y cafeterías… establecimientos y pequeñas empresas que llevan cerrados desde el pasado 14 de marzo, sin percibir ningún tipo de ingreso.

Hace más de una semana que desde el Partido Popular de Villena demandamos también públicamente la puesta en marcha de un PLAN DE FOMENTO Y ESTÍMULO DE LA ECONOMÍA LOCAL. Por eso propusimos la creación de una mesa de trabajo conjunta en la que acordar medidas sociales y económicas concretar que pudiéramos promover sin demora desde el Ayuntamiento y que sirvieran de ayuda ante esta situación de crisis. Una mesa formada por comerciantes, empresarios, agentes sociales, técnicos municipales de varios departamentos (Gabinete de Desarrollo Económico, Bienestar Social, Industria, Urbanismo…). Un foro en el que entre todos debatiéramosy propusiéramos soluciones realistas, porque creemos que el mejor escudo social que existe es el empleo.

Desde el comienzo del estado de alarma hemos mantenido que en momentos como el que estamos atravesando no tienen sentido los sectarismos. Desde el Partido Popular de Villena entendemos que nuestra responsabilidad en estos momentos es ofrecer al equipo de gobierno nuestra lealtad y colaboración para ayudar en todo lo posible ante esta emergencia sanitaria. Así lo hemos hecho desde el primer instante y también por eso propusimos la creación de una mesa de trabajo conjunta, porque estamos convencidos que en estas circunstancias excepcionales debemos esforzarnos en dar respuestas coordinadas y que transmitan un mensaje de unidad. Unas respuestas que no sean de un partido concreto o de los dos que forman el equipo de gobierno, sino de toda Villena.

Pero la lealtad y la unidad exigen eficacia. Y desde hace más de una semana no hemos tenido respuesta por parte del equipo de gobierno a nuestra petición, ni hemos sabido nada de las medidas concretas que se pretenden tomar, a excepción de un comunicado municipal totalmente prescindible y vacío publicado como respuesta a la asociación de comerciantes y de un comentario en Facebook de la primera autoridad local. Por eso volvemos a insistir en este asunto, registrando este escrito a través de los canales oficiales del Ayuntamiento y también haciéndolo público.

En estos momentos de inseguridad estamos convencidos que es esencial ayudar a comercios y pequeñas y medianas empresas para que puedan seguir con su actividad tras el estado de alarma. De nada sirven moratorias o aplazamientos en el pago de pequeñas tasas, tampoco las manidas frases de “estamos trabajando en ello” o “lo estamos valorando”. Estamos profundamente preocupados por el difícil escenario que vamos a encontrarnos más pronto que tarde, con problemas de liquidez en negocios locales que pondrán en riesgo la supervivencia de muchos empleos de nuestra ciudad. Una parte importante de nuestros vecinos y vecinas tienen frente a ellos un futuro incierto a nivel económico y social. Ante esa incertidumbre, desde la institución local no podemos quedarnos de brazos cruzados, no es momento de echar echar balones fuera o esperar a ver cómo actúa el gobierno central o autonómico.

El Ayuntamiento de Villena debe ser valiente y ambicioso, debe ser eficaz adoptando sin más tardanza importantes medidas acordes a una situación tan excepcional. No esperemos otra semana más. Debemos actuar YA.

Algunas ideas a tener en cuenta podrían ser, entre otras:

●Modificar el reglamento de ordenanzas fiscales para poder reducir o incluso eliminar las tasas municipales que graven cualquier actividad económica, incluyendo la anulación del 100% de la tasa de ocupación de vía pública para todo el año 2020.

●Establecer una línea de ayudas y bonos de alimentos destinados a familias con mayor vulnerabilidad económica, complementarias a las aportaciones de la Generalitat Valenciana

●Reducir la presión fiscal, bajando o bonificando el IBI así como el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica.

●Implementar ayudas directas a Pymes, autónomos y comercios, dotando una partida presupuestaria de al menos un millón de euros.

●Agilizar inmediatamente el pago a proveedores de facturas pendientes de abonar por el ayuntamiento.

●Priorizar todos aquellos expedientes que pueden suponer la generación de empleo y actividad económica en nuestra ciudad.

●Reorientar el presupuesto municipal aún pendiente de aprobación: retirando aquellas partidas que no sean prioritarias en el presente curso y aplazando aquellas que pueden realizarse otros años.

Son tan solo algunas de las propuestas que hemos estudiado, sin disponer de información suficiente para ser más específicos en las cantidades a destinar. También Ciudadanos les ha presentado recientemente posibles medidas a adoptar. Esperamos que esta vez escuchen a la oposición, porque ambos partidos trabajamos con la única finalidad de ayudar en lo posible a mejorar la situación.

Estamos seguros de que no pedimos cosas imposibles. Son muchos los Ayuntamientos que ya han puesto en marcha medidas concretas similares a estas para luchar contra los problemas derivados de la crisis del Coronavirus. Solo en municipios de nuestra provincia, a nada que se busque a través de Internet, podemos encontrar a muchas ciudades de nuestros alrededor que a día de hoy ya han acordado planes económicos y sociales ambiciosos, financiados a través del superavit municipal del 2019 o modificando partidas en los presupuestos del 2020. Si en otros lugares ya han sido capaces de hacerlo, ¿por qué en Villena no?.

Una vez más, los concejales y concejalas del Partido Popular os tendemos la mano para trabajar de manera conjunta. La continuidad de nuestro empleo local y nuestro bienestar social está muy por encima de cualquier personalismo y de cualquier partido político. Podéis contar con nosotros para lo que estiméis necesario. Pero es necesario actuar YA. No hay tiempo que perder.