Será el Domingo 19 cuando se lleve a cabo la clausura del Centenario de la llegada de los Salesianos a Villena. La Eucaristía que se celebrará en la Iglesia del Colegio, estará presidida por el Obispo de la Diócesis, D. Jesús Murgui. Han sido numerosas las actividades y celebraciones que se han llevado a cabo durante todo este tiempo.

En nuestro archivo, podrán consultarlas con los reportajes realizados por tal efeméride. Monseñor Murgui, no podrá estar mucho tiempo en la comunidad de Villena ya que viaja ese mismo día a Madrid a una reunión de la coferencia Espiscopal Española.

Nos obstante, para la jornada habran actividades y reconocimientos.

HISTORIA

El lunes 19 de Noviembre de 1917 llegaban los salesianos a Villena. Los recibió a eso de las cinco de la tarde en la estación de tren D. Manuel Nadal, párroco de Santa María, y el coadjutor de la parroquia. En el lugar donde se ha edificado la comunidad les esperan el Sr. Alcalde y el Inspector de Policía. Don Francisco Azorín, párroco de la Iglesia de Santiago, quien tanto había hecho por la llegada de los salesianos, había muerto en 1915, pero su esfuerzo se vio culminado en ese día señalado cuyo centenario celebramos.

Del tren proveniente de El Campello llegaron D, Eduardo Gutiérrez, primer director que marchó en 1919 a las misiones a la India.: joven, dinámico, sabio, prudente, así nos lo describe Basilio Bustillo en el pregón del Cincuentenario. D. Luis Cutillas, joven profeso trienal, que se puso al frente de la juventud villenense organizando pasacalles y mil actividades populares. D. Ramón Cambó, profeso temporal que irá realizando sus años de formación práctica en la nueva casa de Villena. D. Martín Goicochea, instalador de la cocina, que se volvería a su comunidad de Campello tras acabar su misión. Los acompañaba desde El Campello el Inspector Salesiano Alejandro Battaini .

Al día siguiente se incorporan a la Comunidad, D. Julián López. Cocinero; D. Enrique Nácher y D. Gonzalo Fernández. El 26 de enero se incorporará a la comunidad D. Antonio Martínez para desempeñar el oficio de “confesor”.

Ellos formaron la primera comunidad de salesianos, con el encargo de que la misión salesiana echara raíces entre las gentes, la juventud y la infancia de Villena. 100 años después damos fe de que lograron su propósito y Salesianos Villena forma ya parte de la historia y del carácter de la ciudad en una relación que nos ha enriquecido mutuamente.

Villena ha tenido en todas las épocas de su dilatada historia salesianos que han sabido mostrar el valor y el talante de Don Bosco y el estilo salesiano. Sin duda, uno de la primera época fue el director, D. Recaredo de los Ríos. Lo fue durante 5 años (1922 a 1927), asesinado después en 1936 en Valencia y beatificado en el 2001. “Fueron seis años de acción insuperable. Levantó el nivel escolar, Convirtió la Iglesia en centro de espiritualidad; hizo vibrar a la ciudad en salesiano. La infancia, la juventud y los mayores, autoridades civiles y eclesiásticas frecuentaban el colegio salesiano y todas sus dependencias como algo suyo”.

La marcha del colegio de Villena tuvo sus dificultades, pero ninguna como el periodo de la Guerra Civil de 1936 a 1939. Un cronista reseña con orgullo que ninguno de los salesianos de la comunidad de Villena perdió la vida en la persecución de los primeros momentos. La imagen de María Auxiliadora fue salvada del fuego por Dª Purificación Hernández Menor, que con la ayuda de D. Francisco Pujolar, la escondió en su propio domicilio. Hoy es la imagen que sale en procesión por nuestras calles y que ha querido quedarse en Villena desde su llegada, el 4 de Mayo de 1919.

Los años de la posguerra fueron duros en toda España. También en Villena, que volvió a contar con salesianos de valía, como D. Luis Giménez, Director y nombrado hijo adoptivo de la ciudad, y el coadjutor D. Lisardo Herrero, hombre de pequeña estatura, pero de gran talla espiritual y humana.

Los años 50 trajeron nuevos problemas al colegio que seguía impartiendo la enseñanza primaria. Hacía falta ofrecer el Bachillerato a la juventud de Villena. El hombre providencial para tal fin fue el director D. José Sánchez (1958-1961), que vio con claridad que un internado en Villena era el camino para resolver el problema económico y el del futuro bachillerato, al mismo tiempo que ofrecía solución de estudios a muchachos de otros pueblos de la zona. Este proyecto se encargó de finalizarlo otro gran salesiano y director de la casa, D. Manuel Díaz (1961 – 1964). Su personalidad arrolladora, su gran preparación intelectual, su amor a Mª Auxiliadora y a los Antiguos Alumnos, marcó profundamente la trayectoria de esta casa y su imagen en la ciudad, al tiempo que supo imprimir una seriedad conveniente a los nuevos estudios de Bachillerato.

En 1967, la comunidad educativa de Villena pudo celebrar gozosamente las Bodas de Oro de la presencia salesiana. D. Ángel del Barrio (1964 – 1969), el director que vivió ese acontecimiento pudo escribir: “Todo este año cincuentenario ha querido ser un grandioso “Te Deum” por la protección divina”. La eucaristía de acción de gracias fue celebrada en la iglesia arciprestal de Santiago, retrasmitida por Televisión española. Fruto de las celebraciones fue la creación del magnífico teatro. Los años 60, con el pabellón para el internado y el bachillerato y el nuevo teatro, significaban la consolidación definitiva de la presencia de los salesianos de Villena y el colegio recibía la Medalla de Oro de la ciudad el 19 de Noviembre de 1967.

Los años 60 también fueron los años del mayor acontecimiento de la Iglesia en el siglo XX: el Concilio Vaticano II. La Villena salesiana no quedó al margen de este ambiente en la Iglesia. Se dieron pasos en la renovación de la misión salesiana juvenil, siendo directores D. David Churio (1969 – 1970) y D. Miguel Ángel Nuin (1979 – 73). El Centro Juvenil Don Bosco nació en 1972 con el salesiano D. José Moratalla y se considera el primer centro juvenil de la inspectoría de Valencia. En su prolongada existencia ha ofrecido una educación el tiempo libre con actividades encaminadas al teatro, a la música, o la radio. Los campamentos en la “casica de Biar” y posteriormente en Pirineos permitían la vivencia de nuevas experiencias de convivencia en la naturaleza. Todo ello unido a la formación en valores y al protagonismo de sus jóvenes animadores voluntarios.

En el año 1973, con D. Luis Ángel Suberviola (1973 – 1979) de director, se inauguró el Centro Social Don Bosco, donde se reúne toda la actividad de la Familia Salesiana. Durante esta época va desapareciendo el bachillerato y se implanta la Educación General básica.

Los años 80, con los directores D. Alfonso Vicent (1979 – 1985) y D. Gumersindo Valero (1985 – 1990) han visto superarse en buena medida las turbulencias anteriores y han significado la consolidación y desarrollo de la Obra Salesiana de Villena, que hoy presenta una positiva imagen global de lo que tradicionalmente es una casa salesiana: Colegio, Centro, Juvenil, Familia Salesiana, Iglesia Pública. En la época de D. Gumersindo se restructuró y asfaltó el patio del colegio.

El director D. José Luis Reig, en el año 1993, remodela las habitaciones y dependencia actuales de la comunidad y es el encargado de las celebraciones del 75 aniversario de la presencia salesiana en Villena, donde se hizo presente el Rector Mayor, D.Egidio Vigano, VII sucesor de Don Bosco, para clausurar dicha efeméride (8 y 9 de Mayo de 1993) y que tuvo como pregonero al obispo de Tarazona, el salesiano D. Miguel Asurmendi el 22 de Noviembre de 1992.

En el año 1996, sucediendo a D. David Churio que solo estuvo el curso 1995 – 1996 como director, al ser nombrado Inspector, vuelve como director D. Luis Ángel Suberciola (1996 – 2002). Son seis años de reformas, ya que se van mejorando prácticamente todas las zonas del colegio. También en estos años se produce la incorporación de los primeros seglares en cargos directivos y se consolida la estructura del colegio, como centro concertado en los niveles de Infantil, Primaria y ESO, más una clase de apoyo a la integración. Entre los 233 mártires españoles beatificados por Juan Pablo II, el 11 de marzo de 2001, se encontraba el salesiano Felipe Hernández, estudiante de Teología en Barcelona y antiguo alumno de este colegio.

Durante el directorado de D. José Domingo Anzano (2002 – 2005), se remodela la portería. A partir del curso 2003 – 2004, la comunidad de Ibi se unifica con la de Villena desplazándose diariamente dos salesianos a la Casa de Ibi.

Siendo director D. Tomás Sánchez (2005 – 2011) se cubre la pista central del colegio, gracias al apoyo económico de padres de alumnos, que será inaugurada el 17 de Noviembre de 2007 con motivo del 90 aniversario de la llegada de los salesianos a Villena.

De 2011 a 2015 asume la dirección D. Eduardo Arduña potenciando la familia salesiana y las buenas relaciones del colegio con las instituciones de la ciudad. Fruto de ello será el clamoroso desfile de bienvenida a la urna con las reliquias de Don Bosco que en Octubre de 2012 abarrotó las calles de la ciudad siendo una muestra palpable del cariño de la ciudad a Don Bosco y su obra. Este acto servía de preparación al Bicentenario del Nacimiento de Don Bosco que se celebró en todo el mundo durante el año 2015.

En ese curso se inicia como director D. José Joaquín Coma comenzando los preparativos del año centenario de los salesianos en Villena. El Centro Juvenil recibe la medalla de Oro de la ciudad el 21 de Enero de 2016, D. Antonio Soler recibe un sentido homenaje de la Casa Salesiana con motivo de la concesión del Distintivo de Honor de la confederación Mundial de los Antiguos Alumnos. Se preparan los patios y se reforman los accesos del teatro para dejar todo preparado para un año de celebraciones compartidas con toda la ciudad de Villena. Se inicia el proceso para ofrecer un Proyecto Social de Apoyo Educativo… Son 100 años creciendo juntos… y entonamos el Himno del Centenario: Viva Mª Auxiliadora, y Vivan los Salesianos.