El pasado sábado 13 de mayo se celebró en la Ciudad de las Artes y las Ciencias la IX Edición del Desafío Robot, considerada la competición de robótica educativa más importante del país. A la cita acudieron más de 1400 alumnos representados por alrededor de 170 equipos.

Hasta allí se desplazaron un total de 34 alumnos del IES Hermanos Amorós acompañados de Encarna Mora y Wladimir López de Zamora Herrero, responsables del proyecto de robótica educativa que se está llevando a cabo en este centro y que fue premiado este año dentro del programa de Innovación Educativa de la Consellería de Educación.

Las pruebas a disputar se dividían en robótica libre, en las que los alumnos diseñan, construyen y programan íntegramente sus robots, y robótica LEGO, en los que se utilizan kits de esta firma comercial.

La primera de ellas consistía en una prueba de Lucha Sumo, en la que dos robots se enfrentan uno contra otro intentando sacar del ring de combate al contrincante. En esta prueba, los alumnos de 2º de Bachillerato consiguieron un segundo puesto en categoría libre con “TITANIUM”, mientras que los de 1º de Bachillerato se alzaron con la victoria tras ganar su “BATMÓVIL” uno a uno todos los combates eliminatorios.

Los robots de velocidad han de detectar con sus sensores la línea negra que conforma un circuito y hacerlo además en el menor tiempo posible. En categoría LEGO, el robot “ALONSO” (…) acabó en 5ª posición, mientras que esta vez fueron los estudiantes de 2º de Bachillerato los que dominaron la prueba con su “PAYTOWN”.

Llegó el momento de la prueba especial, sin duda la prueba más espectacular del Desafío. En ella, los equipos preparan impresionantes coreografías con robots que cada año se superan en complejidad técnica. Se valora además la creatividad y la coordinación de los robots en su baile.

Fueron aquí los debutantes de 4º de ESO los que fueron elegidos finalistas con su “Dormilón”, un estudiante cibernético que se quedaba dormido mientras estudiaba y era despertado por su flexo, con el que terminaba entablando un baile.

Lo mejor estaba por llegar, al proclamarse también campeón en esta categoría el otro equipo de 4º de la ESO. Su “Encantador de serpientes” fue capaz de dominar con elegancia a su cobra robótica ayudado, cómo no, por su flauta. Sin duda la guinda para redondear una más que brillante actuación de estos jóvenes creadores.

Una jornada única, irrepetible, en la que se disfrutó del trabajo en equipo y en la que todos los cursos del equipo roboluti_ON consiguieron para el IES Hermanos Amorós primeros premios en esta exigente competición.