El ayuntamiento de Villena ha adquirido mediante renting cuatro vehículos que sustituyen a los anteriores. Se trata de un turismo híbrido, para la corporación municipal y técnicos del consistorio, y tres furgonetas de carga que irán destinadas a las diversas brigadas del ayuntamiento. La adquisición se ha efectuado a una empresa de Castellón (Andacar 2000) y asciende a 20.000 euros en cuatro años.

El vehículo híbrido, un Toyota Yaris, combina dos o más fuentes de energía. Se utilizan sistemas de propulsión híbridos en distintios tipos de vehículos, entre ellos automóviles, camiones, bicicletas, barcos, aviones y trenes. En el caso de las furgonetas, FIAT Doblo, una de ellas será de mayor amplitud y carga, aunque hasta que esté, la empresa ha enviado una de sustitución ya que en una semana estará lista. Los vehículos van serigrafiados con la nueva marca "Villena, Fortaleza Mediterránea" y "M.I. Ayuntamiento de Villena".

Se adquieren mediante renting, que es un contrato de arrendamiento o locación por el cual una de las partes, llamada arrendador, se obliga a transferir temporalmente el uso y goce de una cosa mueble o inmueble a otra parte denominada arrendatario, quien a su vez se obliga a pagar por ese uso o goce un precio cierto y determinado. Juan Richart, concejal de Obras y Servicios, ha declarado que "ante la cantidad de años que tenía la anterior flota hemos optado por el cambio. Hay que apuntar que el mantenimiento corre a cargo de Andacar".

Por su parte, el alcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, ha añadido que "hemos tenido hasta la fecha coches de diversos modelos, y por los kilómetros y años que tenían vimos interesante introducir estos cambios, que permiten renovar la flota y ofrecer mejores servicios para la ciudad". Esquembre ha apuntado que en breve se renovará parte de los vehículos de la Policía Local.