El Ayuntamiento de Villena, a través de la Concejalía de Obras y Servicios, ha prestado su colaboración al equipo docente y de dirección del CEIP Joaquín María López en las tareas de acondicionamiento y pintura del espacio destinado al aula de menores de dos años que comienza este curso. Estas actuaciones, que no son competencia directa del Ayuntamiento, se establecieron durante la visita al propio centro durante el pasado viernes por parte del alcalde, Fulgencio Cerdán, y la edil de Educación, Elena Benítez.

Las tareas han consistido en reparar las paredes de los espacios que utilizarán los menores de este curso pionero en el CEIP Joaquín María López y su pintado, puesto que se encontraba deteriorado. Durante la visita de Cerdán y Benítez, que estaban acompañados por el edil de Servicios, Andrés Martínez, la dirección del centro explicó las tareas que el cuerpo docente estaba realizando de adecuación. En ese encuentro, el propio alcalde se comprometió a destinar a la brigada municipal para que ayudara en estas labores, que ya están prácticamente terminadas.

“Tenemos un claro compromiso con la educación. Donde los frentes siempre son muchos y muy amplios, y las necesidades inabarcables, porque todos queremos las mejores condiciones. En este sentido, el Ayuntamiento de Villena – como ningún otro – está poniendo lo que tiene, en recursos humanos y materiales, para responder a las necesidades en todos los sentidos: adecuación de los espacios, lucha para la construcción de nuevos colegios, ampliación de la oferta formativa como ocurre en FP, y reparación de las cuestiones que requiere cada centro. Sabemos que hay que hacer más, pero estamos haciendo como nunca”, comentó la edil de Educación.

La Conselleria de Educación ha creado en este curso dos aulas de Infantil en el Joaquín María López, así como en el CEIP El Grec a modo experimental. La intención es ofrecer una herramienta de conciliación familiar y laboral para las familias con niños y niñas de dos años.