La Conselleria de Educación ha escogido diez localidades de la provincia en las que iniciará el curso que viene un descenso progresivo del número de alumnos por aula, que se mantendrá inalterable hasta que estos mismos niños lleguen a sexto de Primaria y completen la primera etapa educativa.

El Consell ha ratificado esta medida en el pleno de hoy, viernes 19 de mayo, de cara a la solicitud de matrícula que empieza el lunes.
Los 25 alumnos por aula, actual ratio generalizada en los niveles de Infantil de 3 a 5 años, bajan a 23 para todos los que entren por primera vez con 3 años a los colegios de estas diez localidades, tanto públicos como concertados.
La medida se va a aplicar en Alcoy, Cocentaina, Elda, El Pinós, L'Alfàs del Pi, Monóvar, Novelda, Petrer, Villena y Xàbia; además de en otras 13 localidades de la provincia de Valencia y cuatro más en la de Castellón.
Los colegios de estos municipios, por tanto, no podrán admitir más de 23 niños en las aulas de Infantil de 3 años para el curso que viene, y deberán mantener este mismo número de alumnos progresivamente, en cursos sucesivos hasta llegar a sexto de Primaria, frente a los 30 actuales.
Infrafinanciación
La totalidad de las centrales sindicales se ha pronunciado no solo a favor de rebajar las ratios por aula, en aras a lograr una mayor calidad de la enseñanza, sino de que se reviertan los recortes aplicados por el PP al amparo de la crisis económica y de que se generalice el descenso de niños por aula, sin que la medida implique eliminar puestos de trabajo docente. Sin embargo, desde Educación adelantan que la «"nfrafinanciación que padece nuestro territorio" -en referencia a los fondos que revierten del Estado a la Comunidad, por debajo de lo que corresponde-, "no permite bajar la ratio de manera generalizada".
En la orden se indica que "los estudios estadísticos muestran que en determinadas localidades se está produciendo un descenso en los índices de natalidad, lo que tiene una incidencia directa en el volumen de alumnado escolarizado".
El conseller apunta que quiere "aprovechar esta tendencia para rebajar la ratio en Educación Infantil, 3 años, en estas localidades".
Insuficiente
Los delegados de enseñanza de Fesp-UGT adelantan que la medida resulta insuficiente, y abundan que "no se puede demorar más la reducción de ratios, atendiendo a la evolución de la población escolar en Infantil y primeros años de Primaria, a un máximo de 15 y 20 alumnos por aula respectivamente, para garantizar una educación de calidad", como concreta Javier González Zurita.