La Audiencia de Alicante ha condenado a dos años de cárcel a un profesor de equitación por un delito de abusos sexuales, tras declarar probado que realizó tocamientos a una alumna menor de edad con la excusa de corregir sus posturas en unas clases particulares que recibió la chica en una finca y no en un club hípico de Villena.

Según ha podido corroborar Ágora Habla, los hechos ocurrieron entre agosto y octubre de 2016 en una finca y no en un club hípico, como en principio se apuntó. Para nada estos hechos tuvieron lugar en el afamado y prestigioso Club Hípico Yerbabuena de Villena.

La menor colaboró en dicha finca. A cambio de esa colaboración, como no tenía caballo propio ni dinero para sufragar las clases de equitación, el encargado de los animales de dicha finca, A.B.N., de 55 años, le permitía montarlos. “Con la excusa de ayudar a la menor a aprender equitación y perfeccionar sus técnicas”, así como de “corregir sus posturas”, le realizó reiteradamente tocamientos de tipo sexual, expone el fallo.

La Sección Décima le ha impuesto ahora dos años de prisión y otros tres de libertad vigilada, periodo este último durante el que tiene prohibido comunicarse ni acercarse a menos de 300 metros de la víctima. Además debe indemnizar a la menor con 5.000 euros.