El Alcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, la edil de Cultura, Isabel Micó, y la directora del Museo Arqueológico de Villena, Laura Hernández, han informado sobre las obras de restauración y adecuación del edificio de la ElectroHarinera, lugar que acogerá el Museo de la Ciudad de Villena.

Micó ha anunciado que “el inicio de las obras es inminente. Ya hay algunos movimientos en cuanto a la preparación de las obras, que deberán estar ejecutadas en el plazo de un año” y pedía disculpas en nombre de todos los implicados “por las molestias que se van a ocasionar, que pueden ser importantes, pero a su vez necesarias para poder recuperar dicho edificio”. Sobre las mismas, Micó ha explicado que “el derribo de las paredes se realizarán domingo por la mañana para disminuir las molestias de tráfico que se puedan ocasionar. Serán dos o tres domingos, que anunciaremos en el momento que se sepan, los que se cerrarán la calle Madrid y la calle Trinidad al tráfico, desviándose el tráfico por la calle Corredera en doble sentido. Además, se habilitará un perímetro de seguridad del edificio, que provocará la in-habilitación de los aparcamientos de la calle Madrid y será de un sólo sentido”.

Por último, la edil recordaba que “los fondos forman parte del Plan Confianza, por lo tanto, son fondos finalistas y no se pueden emplear en otros edificios ni en otros asuntos, sino que ese dinero tiene que ir para la rehabilitación de este edificio” y apuntaba que “ es importante que Villena cuente con dicho dinero para este edificio , pues de otra forma sería muy difícil abordar su rehabilitación y sería una pena que se dejara perder”.

Hernández ha sido la encargada de dar más detalles sobre el proyecto. “El proyecto se desarrollará en dos fases: en la primera, que es en la que nos encontramos, se van a derribar los anexos, se va a excavar un sótano y se construirá las salas de exposiciones, la zona de recepción, el salón de actos y la cafetería para dar servicio al Museo y al exterior por la calle Trinidad. Y en la segunda fase, a desarrollar en otro momento, se ejecutará el aula didáctica, la administración y el laboratorio”. “ El coste de las obras es de 2.226.000 euros, más 600.000 euros de mejoras, y se quedará sin habilitar el interior de los locales de la primera planta, la segunda y el cuerpo central”, apuntaba Hernández, quien afirmaba que “se pretende conservar la fachada exterior y en el interior las cubiertas de madera y las vigas de hierro, con el fin de que nos hagamos una idea de como se construyó en 1900 y albergar en su interior toda la colección arqueológica y enológica que tiene el Museo para poder contar la historia de Villena de forma cronológica, en la sala de exposiciones permanentes ”.

Por último, el primer edil mostraba su satisfacción por el inicio de las obras, “sobre un tema que ha sido parte reivindicativa en algunos momentos, pero que hoy ya podemos decir que se encuentra en marcha. Pensemos que vamos a entrar del pasado en el futuro, a través de un edificio de arquitectura industrial, que albergará el Museo de la Ciudad con piezas de todo nuestro pasado histórico” y anunciaba que “desde el Ayuntamiento vamos a dirigirnos a Consellería para ver si podemos aprovechar el dinero de las bajas de otros proyecto del Plan Confianza”.