En el día de ayer jueves se reunió la Comisión por el Soterramiento, donde se llegaron a varios acuerdos, a pesar de que a dicha reunión no acudió todo el personal que fue convocado. No obstante, y según Cate Hernández, edil de Urbanismo, se cuenta con ampliar la comisión para que tenga cabida el Foro Económico y Social, así como el Colectivo de Cercanías y la Plataforma Cívica.

En dicho cónclave se trataron varios temas, todos ellos referidos al ferrocarril. El soterramiento sigue siendo el punto estrella en las reuniones. Villena sigue solicitando el soterramiento, y Cate Hernández lo tiene bien claro: "Aunque nos endeudemos, lucharemos por el soterramiento". No obstante, esto no es nuevo. Ya lleva coleando varios años, y con gobiernos en el consistorio de diverso color.

Hernández apuntó que "el soterramiento, unido a un hilo del Corredor del Mediterráneo sería una buena oportunidad para hacer más presión a la hora de solicitar el soterramiento", por lo que manifestó que han solicitado una reunión con Transporte, al tiempo que añadió que "si el soterramiento no se puede realizar, no descartamos la permeabilización, a pesar del peligro que acarrea ante la posibilidad de inundación en caso de lluvias fuertes".

Otro de los objetivos del equipo de gobierno es el trabajar para que Villena tenga más trenes de cercanías, tanto a Valencia como a Alicante, y no depender de los media distancia y los regionales. También se trató la dignificación de los accesos a la estación AVE. Se trata de llegar a un acuerdo para que, aprovechando el Nodo Logístico, se pueda realizar un acceso digno cerca del Polígono de Bulilla. Por último, se trató la intermodalidad, es decir, tratar de que todos los transportes estén conectados, tanto trenes como autocares.

Reunión con el Ministerio de Fomento en Alicante

Por otro lado, Cate Hernández mantuvo una reunión con el ingeniero jefe del Ministerio de Fomento, Emilio Peiró Miret, donde acudió un arquitecto municipal, así como un ingeniero de obras públicas. El equipo de gobierno solicitó en dicho cónclave la ejecución de las rotondas de acceso a Villena desde la autovía.

Esto, al igual que el soterramiento, se aprobó hace años, concretamente en 2006, aunque de momento no se ha movido un metro de arena. Cate Hernández ha mostrado su preocupación ya que las salidas y entradas a la ciudad desde la A-31 son peligrosas. Por ese motivo son cuatro las rotondas que disminuirían la peligrosidad en la circulación.

La zona de las Fuentes sería una de ellas, mientras que en el Polígono de Bulilla iría otra, mientras que las otras dos estarían, una en la salida en dirección a Madrid, donde va a parar el cruce que viene de Peña Rubia, y otra justamente enfrente, en la salida dirección a Alicante.