Dos años hace ya desde que los Verdes, PSOE y VCD sacaron adelante el pliego para adjudicar el servicio de recogida de residuos y limpieza viaria de Villena a una nueva empresa. Fue entonces cuando el Concejal de Servicios, Juan Richart, desgranaba el contenido de los pliegos, cuyo presupuesto fue finalmente de 1.525.000 euros (IVA incluido) al año e incluirá tanto la recogida de residuos, cartón y plástico, como la limpieza de calles, parques y jardines en todo el término municipal. (Esos jardines y ese término que tan limpio está…) El Ayuntamiento cedería suelo a la adjudicataria donde esta debería construir una nave con ecoparque para reciclar contenedores y para los vehículos, que cuando acabe el contrato pasará a propiedad municipal. ¿Lo recuerdan? Como olvidarlo ¿verdad? Pues parece ser que el Tripartito, que tanto mira por su ciudad, sí.


Entre otras cosas los pliegos contemplaban la instalación de varias islas de contenedores soterrados (a pesar del tiempo trascurrido su ubicación, y el número concretado, no está claro…), un sistema GPS en la flota (para que los técnicos municipales puedan controlar si se realizan las rutas de recogida completas). Además la empresa debía cambiar todas las papeleras –más de 300– y contenedores de la ciudad, así como renovar los camiones –que tienen más de 14 años– y las barredoras. ¿Algo se ha cumplido? Y todo esto quitando un día de recogida de basuras y aumentando el presupuesto 125.000 euros. Y, por favor, no nos olvidemos de la maquinaria estrella: ¡la quitachicles! Como la de Villena no hay dos. (Ni la habrá…)

Tremendamente sospechoso desde el principio, nos parecieron, unos pliegos tan ajustados y con tan poco margen de maniobra para la empresa, la puntuación máxima en todo y hasta las irregularidades del principio del proceso… ¿Recuerdan lo que dijo el Alcalde?: "si la empresa ha decidido lanzarse a tumba abierta para ganar el concurso es su problema", afirmando que se comprobará que cumple todo lo que ha prometido. ¡Toma ya!

Nada de lo prometido se cumple, a la vista está, y para que todo quede claro la misma empresa paga una auditoría para inspeccionar los hechos ¿pueden creerlo? Y a la vista de los incumplimientos por parte de la empresa la propuesta de los técnicos municipales de sanción es de 75.000 euros por dos faltas graves y una muy grave. No se atiende, como pidió el Partido Popular el informe del Técnico Municipal de Secretaría a pesar de que en Pleno explicamos que “en la última comisión se argumentó que la sanción era excesiva e injusta. Sabíamos que era una oferta desproporcionada y de difícil cumplimiento. De los 1,3 millones de euros de mejora nada se sabe, creemos que se deberían replantear el expediente, ya que el informe de los ingenieros municipales podría ser mucho más exhaustivo y la cuantía sería mucho más elevada. Les pedimos que se piensen su postura y se inicie otro expediente”. Pero este Equipo de Gobierno se conforma con unos pliegos incumplidos, con una sanción nimia e insignificante y con una Villena más sucia que nunca.

Es verdaderamente bochornoso contemplar una ciudad envejecida y descuidada de principio a fin y que detrás esté todo este cúmulo de desaguisados, incompetencia y descrédito. El Partido Popular de Villena no podemos, ni queremos, mirar para otro lado sin que todos sepamos que los pliegos aprobados son claros con los incumplimientos y sanciones y este Ayuntamiento, Gobernado por un Tripartito que no ha sido capaz ni de hacer nada de provecho y que lo poco que ha llevado a cabo es una burla a la ciudadanía, consiente. Ellos, imaginamos, sabrán por qué.