El conseller, acompañado por el Director General de Turismo, Sebastián Fernández, y por los tenientes de alcalde de Villena Carlos Beltrán y Mercedes Menor, ha cortado la cinta para la puesta en marcha inmediata de la oficina de turismo donde los pasajeros que decidan visitar Villena puedan tener la información adecuada de los lugares que visitar.

A dicho acto han acudido concejales del equipo de gobierno, así como miembros de la oposición y alcaldes de las localidades limítrofes, que también tendrán su espacio en esta nueva oficina de turismo. Onil, Ibi, Castalla, Alcoy o Biar están presentes en esta oficina; al igual que el usuario podrá encontrar información sobre los lugares que pueden visitar en Villena (Museo Arqueológico, Museo Navarro Santafé, Castillo de Villena), así como la ruta de los Castillos y parques turísticos, situados en Benidorm y en Torrevieja.

Máximo Buch declaró que la inauguración de esta oficina "marca un antes y un después en el turismo de interior", haciéndose eco de las localidades que rodean dicha estación. Alabó la puesta en marcha de las lanzaderas, "lo que hará que suba el número de personas que usarán la estación de Villena".

Hay que apuntar que el primer año se contó con un total de 66.000 viajeros que utilizaron el AVE Madrid-Alicante. "Con toda seguridad esa cantidad se verá incrementada con las lanzaderas, y trataremos que ascienda el 5 por ciento de turismo nacional y dinamizar el consumo turístico de la zona", declaró.

Sobre el acceso a la estación, el Conseller de Turismo echó balones fuera y se limitó a manifestar: "Hay que mejorar el acceso, ya que de momento este es provisional. No obstante esto no frena el turismo y los visitantes seguirán llegando". No quiso entrar en más detalles alegando que "el área que trata los accesos no es de mi competencia, aunque desde la Consellería de Turismo apoyaremos para encontrar una solución, pero nos encontramos con muchas limitaciones económicas para ello".

La tardanza en poner en marcha las lanzaderas no es problema para Máximo Buch. "Me gusta siempre ver el vaso medio lleno. Bien es cierto que se han perdido unos meses, pero lo compensaremos tratando de alargar esta propuesta para puentes festivos o Semana Santa", aseveró.

Por su parte, Carlos Beltrán, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Villena, apuntó: "Esta oficina acerca la riqueza que existe no sólo en la ciudad, sino en localidades limítrofes, tanto para viajeros que vengan de paso, como para los que elijan Villena como lugar de turismo".

La visita del Conseller de Turismo concluyó con una visita a una estación fantasma, que se encontraba vacía en el momento de la inauguración de la oficina de Turismo que comenzará a operar a partir del viernes.