1. Es la compañía la que avisará a los consumidores mediante carta, de los cambios que vayan a realizarse. La información o intento de cambio que le ofrezca cualquier supuesto comercial de Iberdrola u otra suministradora, será del todo falsa a este respecto.


2. Además del envío de correo a sus viviendas, también se colocarán carteles de aviso en los propios portales para que el vecindario esté bien informado de la visita real por parte de Iberdrola.


3. Por ningún motivo tendrán que pagar cantidad alguna ni firmar ningún trabajo que les digan que han de realizar. Se sugiere que se llame al teléfono gratuito 24 horas de Iberdrola 900 225 235 para consultar cualquier tipo de duda que le pueda surgir.


4. La única cuantía que deberá de pagar el usuario finalmente y si no hay que realizar algún tipo de reparación que no sea competencia de Iberdrola, serán aproximadamente unos 80 céntimos mensuales de alquiler de contador que se verá reflejado en su facturación como siempre se viene realizando.


5. En relación a las supuestas ofertas que realizan los comerciales que van visitando las viviendas, recordar que antes de firmar cualquier contrato y para evitar sorpresas de última hora, se recomienza leer y comparar el ofertado con su tarifa actual, ya que podrían incluirles cláusulas como penalizaciones o servicios no solicitados o no necesitados para incrementarle su factura.


Desde la Oficina de Consumo se aconseja, si desea comparar precios de energía, visitar la web de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), donde fácilmente podrán comparar tarifas de luz, gas o ambas.


Se recuerda que cualquier reclamación ante Iberdrola, deberá interponerse en primer lugar a través del Punto Iberdrola que existe en nuestra ciudad en la calle Cervantes.