El Teatro Chapí de Villena se vistió de gala para acoger la XV edición del festival de corales, donde la Coral Ambrosio Cotes, junto con la coral de Campanar de Valencia, hicieron levantar las ovaciones del público que llenó el recinto villenense.
El concierto fue un rotundo éxito. Se cumplió al completo toda la programación, que no era poca. Los más pequeños, que se salieron en su actuación y fueron los más aclamados por el público. Bajo la dirección de Patricina Medina Gran, el coro infantil Ambrosio Cotes interpretó: Castillo de Cristal (Los miserables), Considérate (Oliver Twist), Do, re, mi (Sonrisas y lágrimas), El sol brillará mañana (Annie) y Vivimos juntos (Hoy no me puedo levantar).
Posteriormente, y con Isidro Alemañ a la batuta le tocará al coro juvenil. Cantarán el mítico tema de Queen, Bohemian Rhapsody y The lion king, del conocido musical del mismo nombre.
Los invitados, la coral valenciana de Campanar, no defraudaron al respetable. Interpretaron temas como La Gavina y La Sirena (habaneras), los boleros Sin ti y Piel Canela, la canción del cantautor cubano Pablo Milanés, El breve espacio en el que no estás; para finalizar con Blue Moon, pieza compuesta por Richard Rodgers y Lorenz Hart en 1934 e interpretada por Los Marcels.
La Coral Ambrosio Cotes, hicieron llegar al público los temas Niña Mersé, una habanera de Federico Torroba, Adiós Nonino, de Astor Piazzola, Dirait-on, de Morten Lauridsen, Ademus, de Karl Jenkins y Gloria, de Carole Stephens.
Pero lo mejor estaba por llegar. El escenario del Teatro Chapí se llenó. La Coral de Campanar y los tres coros del Ambrosio Cotes, es decir unas cien personas en el escenario, junto a los músicos Natalia Albaladejo estará al piano; Óscar Albuixech acompañará a la guitarra; Carlos Botella al bajo; Chechu Obrer a la betería y Fran Ramos al saxo, finalizaron el acto, con el público en pié y acompañando con las palmas, el tema de Antonio Flores "No dudaría", como colofón a una tarde inolvidable.