“Este circo no ha llegado a instalarse porque el pasado septiembre aprobamos en el pleno municipal una normativa convirtiendo a Villena en un municipio libre de espectáculos con animales salvajes. El Circo Víctor usa este tipo de animales por lo tanto no se le podía permitir su instalación”, explicaba el edil, quién además daba a conocer el segundo motivo, “este circo, además de no haber realizado los trámites obligatorios cuenta con una condena en firme por un país de la Unión Europea, Italia, por maltrato animal, por lo que se les retiro los animales pasando estos a unos lugares de acogimientos en condiciones casi naturales”. Según Molina, “los animales vivían en condiciones paupérrimas. El león marino no tenía espacio para moverse, las aves tenían atrofia y los caimanes se encontraban en  cajas”. 

El circo no llegó a solicitar permiso al Consistorio, tal y como explicaba el edil, quién tuvo conocimiento de la intención de realizar las funciones por la publicidad emitida por la gerencia en la ciudad, al mismo tiempo que recibía un aviso por parte de la Plataforma Animalista de Villena y se conocía que en la vecina localidad de Caudete se habían recogido firmas para instar a los departamentos de Sanidad a realizar una inspección al circo. “Es una práctica habitual el llegar y repartir la publicidad sin contar antes con los Ayuntamientos. Por ello en cuanto nos enteramos mandamos a la policía para que hiciera un reconocimiento y una inspección al mismo. Nos encontramos pendientes de recibir el informe, aunque no hay no hay sanción porque no se ha instalado ni se ha puesto en marcha” comentaba Molina. 

Para finalizar, el edil de Medio Ambiente recordaba que “según la normativa aprobada  Villena no permite ni permitirá la instalación de circos con animales salvajes” y animaba a este tipo de circos a “cambiar y realizar espectáculos circenses sin animales salvajes”.