La edil comenzaba la rueda de prensa mostrando su perplejidad ante las declaraciones del Partido Popular, “¿Alguien puede creer que con una foto se resuelve un problema tan importante de educación en nuestra ciudad? Si fuera así, nos debemos de plantear que lo que hace el Partido Popular es practicar el amiguismo” comentaba Hernández, quien puntualizaba, “no debemos olvidar que quién crea la situación y hace una propuesta de supresión de líneas escolares es el propio Partido Popular, que ahora nos dice que nos ha salvado”. 

Hernández ha repasado las actuaciones realizadas desde que se aprobó dicha medida de supresión por parte de la Consellería. “El miércoles y el jueves, 18 y 19 de diciembre, con el período de vacaciones apunto de dar comienzo, llegaron las notificaciones a través de los sindicatos y una notificación al Consejo, que teníamos hasta antes del día 2 de enero para presentar alegaciones, es decir el día 1 de enero, festivo y en periodo vacacional, era el último día para presentar las alegaciones. Además, el único órgano que podía realizar las alegaciones era el Consejo Escolar Municipal que se debe convocar con un mínimo de 48 horas de antelación. Por lo tanto se actúo con alevosía, premeditación y mala idea”. 

“Esta concejala con todos los centros educativos, públicos y concertados, se reunió el jueves 19 de diciembre y el día 20 se tuvo el primer contacto con la dirección territorial de Educación y la Inspectora. Se convocó el Consejo Escolar Municipal de urgencia. El viernes nos reunimos todos los centros y el lunes 23 de diciembre se celebró el Consejo Escolar Municipal, dónde hubo personas que en vez de hacer frente común provocaron que se pusieran en contra unos colegios con otros, enfrentando a familias, por lo que se pospuso el Consejo para el día 27 de diciembre. Mientras tanto seguimos trabajando durante todo el fin de semana para consensuar, serenar los ánimos y buscar soluciones entre todos. Esa misma tarde del día 23, me puse en contacto con la Inspectora de Educación y el Subdelegado Territorial. Se elaboro una moción al pleno votada a favor, excepto la propuesta de que la ratio infantil fuera de 25 alumnos máximos, que fue votada en contra por el Partido Popular. El 24 de diciembre, la administración no trabaja, pero mantuvimos otra reunión y el 26 nos volvimos a reunir. Se mantuvieron reuniones en alcaldía  y el día 27, un nuevo Consejo Escolar Municipal, dónde todo el trabajo previo dio sus frutos. Se aprobó por unanimidad todas las alegaciones, sin apenas quedarnos plazo para enviar las alegaciones. Lo stuvimos intentando mediante fax hasta las 23:30 horas y el sábado preparé el escrito y lo lleve personalmente por correo administrativo. Y el día 30 de diciembre mantuve contacto telefónico con la Inspectora y la dirección territorial para asegurarme que las alegaciones habían llegado correctamente”. 

Desde ese momento, según ha informado la edil, “hemos seguido trabajando desde la concejalia, las jefaturas y los colegios. No hemos dejado de mantener conversaciones con las instancias oportunas. Y el viernes, 24 de enero, fue cuando tuvimos la última conversación. En ella se nos informó que no teníamos que preocuparnos, pero nos pidieron que fuéramos discretas a la espera de tener los documentos oficiales, algo que hemos respetado, sin embargo ayer salen las concejalas populares con el animo de ponerse la medalla”. 

La edil aprovechaba la ocasión para dar las gracias a todas las personas, “porque entre todos lo hemos conseguido. Gracias a las personas de Valencia que han trabajando, en contra de la opinión de algunos de sus compañeros, y mí enhorabuena a los centros educativos, a las ampas. La educación es algo de todos, no es una cuestión de mis amigos, para que determinadas personas se pongan la medalla con una fotografía”. La edil también ha lamentado que a otras ciudades “les toque cerrar algunos de sus colegios, pero para la Consellería la Educación se maneja simplemente por criterios económicos” y ha afirmado que “no dejaremos de trabajar hasta que no tengamos la declaración oficial de que finalmente en Villena no se suprime ninguna línea educativa”, algo que según   la edil ocurrirá en breve, “nos dijeron el día 24 de enero que antes de 10 días tendríamos la confirmación escrita”.