Aunque su entrada en funcionamiento se anunció para el pasado 15 de julio, la realidad es que llega el mes turístico por excelencia, Agosto y nada se sabe de las lanzaderas de autobús para enlazar Benidorm (la avenida Europa y la Estación de Autobuses) y Torrevieja (el intercambiador de Eras de la Sal) con la estación de AVE en Villena.

Amor señalaba que “a Fabra ha dejado de interesarle el turismo, un sector que ha conseguido salir de la crisis gracias a la iniciativa de sus empresarios, pero al que la Generalitat ha marginado” e incidía en que “estamos en temporada alta y negar las lanzaderas, ya sean desde Alicante por el capricho de Sonia Castedo o desde Villena por la incompetencia del gobierno autonómico, es un ejercicio de irresponsabilidad y, por ello, es necesario que la empresa de autobuses Alsa y la empresa pública Renfe lleguen a acuerdos que pongan cordura a esta situación tan impresentable”.

La realidad es que la administración autonómica ha dado el visto bueno a las lanzaderas pero Renfe y ALSA no alcanzan un acuerdo.