A las seis de la tarde, y con los astados de la ganadería de Alcurrucén, los diestros Juan José Padilla, Manuel Jesús El Cid y José Francisco Palazón volverán a atraer a cantidad de aficionados taurinos, después de que el año pasado, la Plaza de Toros quedara huérfana de festejo.

Miguel Ortuño, presidente de la Peña Cultural Taurina de Villena, rodeado por el crítico taurino y presidente de la Peña Amigos de Nimes de Alicante, José María Jericó; por el empresario y apoderado Manolo Carrillo y por el diestro petrelense, afincado en Villena, José Francisco Palazón, presentaron lo que será la corrida en honor a la fiestas patronales.

El acto ha servido para reivindicar la falta de interés por parte de algunos políticos, únicamente asistió a dicha presentación la concejala del Partido Popular Ana Mas, que dan la espalda a un arte, que según palabras de José María Jericó, "es Patrimonio Cultural de España y donde se premia a los toreros con la Medalla de Honor de las Bellas Artes".

Hubo también palabras para los que están en contra de la denominada fiesta nacional. "Estamos siendo víctimas de ataques continuos y nos están torpedeando con la mal sana intención de hundir este arte. Gobierno e instituciones están obligados a velar por las corridas de toros, ya que prohibir una actividad constitucional no tiene lógica", admitió Jericó.

Miguel Ortuño, presidente de la Peña Cultural Taurina de Villena, también hizo hincapié en dar las gracias, "no al ayuntamiento, sino a los tres grupos políticos que han votado a favor de que en Villena hayan toros el día 7 de septiembre, PSOE, PP y VCD. Ojalá que podamos celebrar alguna corrida más", apuntó.

El empresario y apoderado taurino Manolo Carrillo manifestó su felicidad por que Villena "vuelva a tener toros. El año pasado no pudo ser, pero este año me he salido con la mía. Pienso que es un cartel atractivo y estoy muy ilusionado con esta corrida. Espero que sea todo un éxito", declaró.

Por su parte, el diestro José Francisco Palazón, que toreará el próximo sábado en Alicante, antes de realizar su segundo paseillo en Villena (el primero en la rehabilitada plaza), también quiso agradecer la presencia de Ana Mas en dicho acto: "Es el coraje y lo que debe de hacer un político". Palazón, que estuvo rodeado por su padre y su esposa, apuntó que le había costado "volver a Villena", al tiempo que aseveró que "es una pena que la plaza de esté vacía de toros y de todo". Apostó por la coherencia política para que en años venideros "podamos ver las gradas llenas", al tiempo que tuvo palabras de ánimo para el matador villenense Raúl Bravo, "que se ha quedado fuera del cartel por un pliego de condiciones muy duro que se hace aquí".

El precio de las entradas, que se pondrán a la venta desde el 13 al 31 de agosto de manera anticipada en la Peña Cultural Taurina de Villena, serán de 80 euros la más cara en barrera y las más económica en el Tendido Alto, 40 euros, diez euros menos si se adquiere por adelantado.