Partido Popular y equipo de gobierno están llamados a no entenderse. Nada nuevo, obviamente. Los primeros defienden con uñas y dientes la Ley de Reforma Electoral, mientras que tanto Los Verdes, PSOE y Villena Centro Democrático no la ven con buenos ojos.

Hasta hoy se conocía la opinión del grupo popular y Los Verdes. VCD y PSOE han entrado en escena. Juan Carlos Pedrosa, presidente de VCD considera la reforma de la ley electoral planteada por el gobierno del Partido Popular como "una cacicada y una barbaridad que lo que pretende es ganar, con una ley hecha a medida y sin obtener el consenso de las otra formaciones politicas, lo que los ciudadanos no le dan en las urnas". 

Pedrosa continúa aseverando que "el Partido Popular es consciente que las elecciones municipales previstas para el 2015 van a ser nefastas para ellos y pretenden asegurarse por rodillo muchas alcaldías que de otra forma perderían claramente. No se puede modificar una ley de este calado por el ordeno y mando".

Fulgencio Cerdán, en representación del PSOE de Villena, ha mantenido un discurso muy parecido al de su compañero de equipo de gobierno. El edil socialista muestra su "rechazo rotundo" a la modificación de esta ley, "ya que desean hacerlo ahora para tratar de resolver el mal resultado obtenido en las elecciones europeas".

"En un estudio, y si extrapolamos los resultados europeos con las elecciones locales, el Partido Popular perdería 219 alcaldías, es decir un 72 por ciento en 303 poblaciones donde gobiernan en mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana", asevera Cerdán.

El edil continúa ofreciendo cifras. "En dicho estudio, un 52 por ciento de poblaciones donde gobierna el Partido Popular no tendría mayoría absoluta, 294 municipios sobre 542. Que tomen un poco de ejemplo, ya que en Villena se gobierna de una manera digna".

Fulgencio Cerdán va más allá, al retroceder en el tiempo hasta llegar a cuando Rita Barberá llegó a la alcaldía de Valencia, "gracias a Unión Valenciana, ya que el Partido Popular sacó menos escaños que el PSOE. En estos momentos, y según una encuesta, en Valenciana ahora mismo gobernaría una mayoría de izquierdas".

El concejal socialista no entiende por qué "tienen ahora tanta prisa", al tiempo que asevera: "Estamos de acuerdo con esta reforma si es consensuada por todos los grupos políticos, pero como no es así, desde el PSOE se emprenderán acciones para el rechazo de esta reforma. No rotundo a esta ley".