'El impulso, reconocimiento y transferencia de buenas prácticas en el sector público es una estrategia de enorme utilidad para la mejora continua de los servicios públicos', ha afirmado la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, en el acto que ha dado a conocer una treintena de proyectos reconocidos por su departamento como buenas prácticas en el ámbito del Sistema Valenciano de Salud de la Comunitat Valenciana.

Entre los proyectos reconocidos como buenas prácticas hay programas de envejecimiento saludable, búsqueda activa de la violencia de género, o talleres de educación para la salud, entre otros.

Montón ha recordado que se consideran buenas prácticas "aquellas intervenciones o experiencias en materia de promoción de la salud, protección de la salud, prevención de la enfermedad o atención sanitaria que responden a los objetivos recogidos en el IV Plan de Salud de la Comunitat Valenciana y que, en base a la experiencia y al conocimiento científico, han demostrado ser efectivas, pueden ser transferibles y aportan innovación y mejora continua al sistema".

Para la convocatoria 2017 se consideraron aquellas intervenciones o experiencias vinculadas con la tercera línea estratégica del IV Plan de Salud: Fortalecer la equidad y la igualdad de género, reducir las desigualdades en salud y fomentar la participación.

La consellera ya ha avanzado que la convocatoria 2018 se va a vincular con la segunda línea del Plan de Salud. "Por tanto, haremos un llamamiento actuaciones grupales y comunitarias para la promoción de la salud, la prevención y la atención de la cronicidad en diferentes etapas del ciclo vital", ha destacado Carmen Montón.


Innovación y mejora continua del sistema

En el acto de reconocimiento de los 35 proyectos reconocidos como 'Buenas Prácticas en el Sistema Valenciano de Salud' se han destacado seis de ellos, de la convocatoria 2017, entre los que se incluyen el Programa de salud constante y envejecimiento saludable de Cruz Roja Española, aplicado en el centro de salud República Argentina del departamento Clínico Malvarrosa de València.

Asimismo, se han destacado el programa educativo-terapéutico Hospital de día para adolescentes, del departamento Castellón - Hospital Provincial y el Proyecto ACTIVA: únete al deporte saludable, del centro de salud Fuensanta (Hospital General de València).

Por último, también han sido destacados el de búsqueda activa de violencia de género desde el Servicio de Urgencias del hospital de Sagunto; los talleres de educación para la salud y estilo de vida saludable para mujeres en situación de riesgo social, del departamento Sant Joan-Alicante; o el proyecto MIHSALUD (Mujeres, Infancia y Hombres construyendo salud), coordinado desde el Centro de Salud Pública de la ciudad de València.

Desde muchos otros departamentos de salud y centros sanitarios se han presentado proyectos que también han sido reconocidos como buenas prácticas, por ejemplo desde La Fe (abordaje de la violencia de género en los centros de salud junto con el Grupo GAMA de la policía local de València), desde el departamento de La Plana de Castellón (Jornadas de salud en el barrio El Pilar), o desde el departamento de Elda (cribado de cáncer colorrectal en la población penitenciaria), por citar solo algunos de los proyectos reconocidos.


A la hora de reconocer a estos proyectos como buenas prácticas se ha tenido en cuenta que la práctica aporte innovación y mejora continua al sistema, que una vez evaluada se haya demostrado su efectividad en relación con la consecución de los objetivos planteados, y que pueda ser transferida o replicada por otros profesionales o centros de la Comunitat Valenciana.

Se ha valorado también que la práctica sea sostenible, incorpore la perspectiva de género, reduzca las desigualdades en salud, respete la autonomía en la toma de decisiones de los participantes y promueva la participación, así como la relación con otros sectores no sanitarios.