La Diputación de Alicante destinará más de medio millón de euros para colaborar con los municipios y mancomunidades de la provincia en la adquisición de equipamiento y el desarrollo de actividades de promoción social.

El plan, del que se beneficiarán todos los ayuntamientos con población inferior a los 50.000 habitantes que hayan presentado correctamente la documentación administrativa requerida, está estructurado en torno a dos líneas de ayudas.

La diputada de Bienestar de las Personas, Carmen Verdú, ha manifestado que “nuestra prioridad es trabajar por y para la ciudadanía con el objetivo de mejorar su calidad de vida y conseguir que los colectivos que cuentan con menos recursos y facilidades se sientan atendidos”.

Por un lado, el Gobierno Provincial invertirá 335.000 euros en la realización de actividades de promoción social dirigidas a grupos vulnerables. Un total de 93 ayuntamientos y 8 mancomunidades se beneficiarán de este importante paquete inversor que contempla el desarrollo de talleres socioeducativos, programas de logopedia y fisioterapia, cursos de informática, clases de cocina saludable o escuelas de verano, entre otras actividades.

Además, la Diputación de Alicante colaborará con 72 consistorios y 9 mancomunidades de la provincia en la adquisición de equipamiento dirigido a centros o espacios municipales de uso social. Equipos de aire acondicionado, ordenadores, impresoras, pizarras digitales, aparatos de gimnasia, bicicletas, camas articuladas, sillas de ruedas o desfibriladores son algunos de los elementos que se obtendrán gracias a esta línea de ayudas, dotada con cerca de 225.000 euros.