La Diputación de Alicante destinará este año un total de 200.000 euros para colaborar con los municipios de la provincia en la mejora de sus masas forestales -montes-.

Benejúzar, Santa Pola, Calp, El Poble Nou de Benitatxell y Sax se beneficiarán de este programa de ayudas con el que se pretende favorecer la conservación y protección del medio ambiente.

Las tareas serán ejecutadas por el Gobierno Provincial y, entre ellas, destacan, las claras selvícolas fitosanitarias en zonas afectadas por plagas de escolítidos perforadores, los tratamientos de vigorización del arbolado, las actuaciones de corrección micro-hidrológica, las repoblaciones forestales, la recuperación de bancales agrícolas o la restauración paisajística, vegetal e hidrológica de terrenos degradados con un importante impacto visual.

El importe de cada una de las ayudas es de 40.000 euros y las zonas en las que se intervendrá son la Sierra de Benejúzar, la Sierra de Santa Pola, la Sierra de Oltà en Calp, el Barranc del Vicari i de l’Infern en El Poble Nou de Benitatxell y el Barranco de la Manzana y Puerto López en Sax.