En el mes de diciembre, el número de contratos que se han realizado han sido 17.265. La mayoría de la contratación realizada en este mes, se concentra en contratos temporales, el 89.78%.

Durante este mes se han realizado en nuestras comarcas el total de contratos indicados anteriormente, que no quiere decir que se hayan contratados a esas personas ya que, según los datos, la media se sitúa en una ratio del 1,42 contrato por persona en España, siendo esta rotación del 1,46 en la contratación temporal y 1,01 en la contratación indefinida.

De los contratos realizados en las Comarcas Vinalopó-Vega Baja, 1.764 fueron en la modalidad de contratos indefinidos, lo que en este mes representan el 10.22% y los contratos temporales ha sido de 13.827. Estas cifras ponen de manifiesto la temporalidad, precariedad y flexibilidad de la contratación. Son cifras que porcentualmente se van consolidando en la filosofía de la temporalidad en la contratación, datos para preocuparse y ocuparse de esta situación. Otro dato que hay que poner de manifiesto es que del total de contratación realizada, el 55.92% son a Jornada Completa, por lo tanto estamos ante un 44.08% de contratos a jornada parcial.

La situación real va por un lado y la macroeconomia por otro, lo que supone las distancias cada vez mas en la apertura de la brecha social. Es necesario analizar bien estas situaciones, ya que detrás de cada número, tanto en la contratación como en el paro registrado, hay una persona, con lo que la vida nos da lamentablemente la razón.

Hay que seguir insistiendo que la Reforma Laboral del año 2012 ha sido la propulsora de esta situación que, a pesar de lo que se indique por parte del Gobierno, es la que ha posibilitado aumentar la precariedad y la bajada de salarios en términos generales.

Si como dicen todo va bien, pues ya es tarde para ponerse a trabajar desde todas las instancias para trabajar contra la brecha social y que ésta no vaya a más, que por cierto esta es una situación más que preocupante. Es por ello que se hace necesaria una contratación de mayor calidad y, sobre todo, rigurosidad.

Economía sumergida

Por lo tanto, hay un 52.42% que no percibe prestaciones, lo que habilita esta situación a la economía sumergida, y porque no decirlo a la competencia desleal entre empresas que cumplen con su cometido legal y las que no.

Se acompaña los datos del mes en el territorio Vinalopó-Vega Baja, como así el desglose por cada uno de los 48 municipios que componen las Comarcas. Entre los datos que se adjuntan, y en dicho cuadro se pueden analizar por cada una de las localidades, cabe resaltar que el 43.60% de los contratos realizados corresponde a mujeres y el 56.40% a hombres.

También es importante resaltar en los sectores en los que se produce la contratación por sectores:

Desde Comisiones Obreras consideramos que los datos a nivel de números de contrataciones los consideramos importantes y positivos, pero la actual perspectiva de contratación de temporalidad y flexibilidad no es la mejor aliada para tener una visión esperanzadora para los salarios y la disminución de la precariedad, ya que del total de los contratos realizados en el mes, la jornada parcial se sitúa en el 44.08% y el 55.92% a jornada completa, por lo que una vez más manifestamos que aún teniendo un contrato, esto no es sinónimo de poder atender las necesidades económicas necesarias para atender los gastos ordinarios.