La reunión de la Comisión de Asuntos Académicos del Consejo Social de la Universidad de Alicante ha dado hoy el visto bueno a la implantación de los estudios del Grado de Medicina.

En la decisión tomada por los miembros de la comisión que preside Francisco Martín Irles, han pesado diferentes factores que se han puesto encima de la mesa a la hora de valorar la idoneidad de la puesta en marcha de los estudios, como por ejemplo los recursos humanos y materiales que recoge la memoria del Grado y que ya han sido valorada de forma positiva.
Irles ha explicado que también se han tenido en cuenta algunos datos objetivos como “el hecho de que la provincia de Alicante forme un médico por cada 14 mil habitantes, aproximadamente, cuando la media española se encuentra en un estudiante de medicina por cada 7 mil o el número de plazas MIR que se ofertan ahora mismo por los hospitales de la provincia, claramente superior al número de plazas de Grado de medicina que se ofertan cada año”.
Tras la aprobación por parte de la comisión del Consejo Social, la implantación del Grado de Medina en la Universidad de Alicante continua su curso y ahora tan sólo resta el visto bueno de las Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y de la Generalitat Valenciana.