La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha reivindicado este sábado ante los jóvenes de Nuevas Generaciones (NNGG) que la formación "es fundamental" en "la gestión de recursos públicos" y "las decisiones que se toman y afectan al devenir cotidiano de los ciudadanos", y ha indicado que "para que funcionen las cosas bien hay que poner al frente a los mejores" porque "si te rodeas de los buenos las cosas salen y si te rodeas de los inútiles, como Puig y Oltra, las cosas no salen, por muchos asesores que contrates".

Bonig se ha pronunciado así en un acto con jóvenes celebrado en la capital del Turia junto al presidente del PP de la provincia de Valencia, Vicente Betoret; el candidato a la presidencia nacional de Nuevas Generaciones, Diego Gago, y el presidente de Nuevas Generaciones de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Caballero.

La líder del PPCV ha defendido que la gestión pública requiere "serenidad, prudencia, formación y valentía, por eso era una obsesión que el partido tuviese una escuela de formación", al tiempo que ha incidido en que es "fundamental "que haya buena gente formando" y contar con una dotación económica para ello".

"Formación --ha proseguido-- para que la gente sepa lo que es un presupuesto, para que luego gente como Oltra no diga que los derechos humanos están por encima de los presupuestos. Y luego cualquiera de los que hemos estudiado derecho, derecho de la Hacienda Pública, digamos 'dios mío, que terror. ¿Cómo va a dejar esta mujer el maltrecho presupuesto de la Generalitat?'", ha bromeado.

Asimismo, ha indicado a los más jóvenes de la formación que "la gran batalla está en la libertad" y que "en pleno siglo XXI en la Comunitat se tiene que librar todos los días una defensa contra aquellos que quieren atacar la libertad".

Esta "batalla" es por tres libertades

La 'popular' ha concretado que es esta "batalla" es por tres libertades, primero la educativa, que "se está viviendo de una forma descarnada con un sectarismo brutal". Bonig se ha referido al "ataque contra la libertad de los padres a la hora de elegir el tipo de educación, a la hora de elegir la lengua vehicular en la que quieren educar a sus hijos".

"No estamos contra el valenciano: el PP gobernando 20 años multiplicó por 218 por ciento el número de alumnos que estudian y hablan la lengua valenciana. Hay que promoverla, hay que respetarla y hay que defenderla en todos los lugares, pero eso o tiene que ser un obstáculo para que los padres elijan libremente", ha matizado.

A su juicio, el "decreto de chantaje lingüístico del ala dura de Compromís" --en referencia al nuevo decreto plurilingüe impulsado por la Conselleria de Educación-- "no respeta el derecho de las zonas castellanoparlantes de esta comunidad, que es una realidad, y no respeta el derecho de los padres a elegir la lengua vehicular".

"Hoy pido que se derogue y paralice ese decreto de chantaje lingüístico, que atienda a las recomendaciones del Ministerio, y se siente con todos los padres y la comunidad educativa para hacer un decreto de plurilingüismo, porque los valencianos queremos hablar inglés, valenciano y castellano", ha reclamado.