Durante el pasado mes de agosto, por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la Comunidad Valenciana, se pusieron a disposición judicial como presuntos autores de delitos contra la seguridad vial, a un total de 252 conductores: 73 por conducir sin permiso o licencia y 179 por hacerlo bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

El total de conductas delictivas detectadas durante el pasado mes han supuesto un aumento del 33,33 % en relación con las registradas el mismo mes del pasado año.

Por provincias, en la de Valencia se actuó contra 31 conductores por carecer de permiso o licencia y 88 por conducir bajo los efectos del alcohol.

En la de Castellón, se actuó contra 11 conductores por carecer de permiso o licencia y 22 conductores todos por conducir bajo los efectos del alcohol.

Finalmente en la provincia de Alicante, 31 por carecer de permiso o licencia y 69 por conducir bajo los efectos del alcohol.