Un total de 2.744 personas con diabetes mellitus tipo 1 se han beneficiado de la financiación del monitor "flash" de glucosa por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública en 2019. Así lo ha destacado la titular del departamento, Ana Barceló, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes este jueves, 14 de noviembre.

"La Comunitat Valenciana ha sido pionera en financiar desde 2017 dispositivos de medición continua de glucosa para pacientes con diabetes", ha resaltado la Consellera, quien también ha recordado que, desde 2018, su departamento también financia los dispositivos de medición de glucosa sin pinchazos (Flash) para evitar que todos los menores de 4 a 18 años con diabetes tipo 1 tengan que pincharse ocho veces al día para conocer su glucemia y mejorar su calidad de vida.

Según Barceló, "gracias a esta experiencia, hemos colaborado con el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y cabe recordar que, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) aprobó la financiación a nivel estatal y con los mismos criterios que en la Comunitat de los dispositivos flash de glucosa".

Además, también se ha ampliado la financiación, priorizando el acceso a esta medida, para personas con diversidad funcional cognitiva, discapacidad visual, mujeres gestantes o que planifican gestación y a personas con hipoglucemias frecuentes.

De este modo, en 2019, además de los 1.235 menores que se han beneficiado de esta tecnología, se ha ampliado la financiación del monitor flash de glucosa también para los adultos, medida que ha alcanzado a 1.509 personas. Hasta la fecha se ha realizado una inversión de 1.913.284 euros en estos dispositivos.

Tal y como acordó el Consejo Interterritorial del SNS, en una primera fase, la financiación de dispositivos flash de glucosa para personas con diabetes mellitus tipo 1, se está suministrando a los grupos prioritarios (diversidad funcional cognitiva, discapacidad visual, mujeres gestantes o que planifican gestación y a personas con hipoglucemias frecuentes), lo que supone el 50% de esta población en la Comunitat Valenciana. Posteriormente, se ampliará al resto de pacientes con esta enfermedad.

Aproximadamente, hay 18.000 personas en la Comunitat Valenciana con diabetes mellitus tipo 1 (trastorno crónico en el cual el páncreas produce muy poca insulina o directamente no la produce. La insulina es una hormona necesaria para permitir que la glucosa ingrese a las células para producir energía. Las personas con una diabetes tipo 1 necesitan tratamiento con insulina para mantener sus concentraciones de glucosa en sangre dentro de la normalidad).

En la Comunitat Valenciana hay un total de 407.794 personas con diabetes mellitus (tipo 1 y 2): 44.676 en Castellón, 220.459 en Valencia y 142.630 en Alicante.

Educación terapéutica en diabetes

El monitor flash de glucosa se prescribe acompañado de un programa de educación de diabetes específico dirigido a pacientes y familiares para ofrecerles capacitación y empoderamiento en la toma de decisiones.

El doctor Francisco José Pomares, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Sant Joan de Alicante y coordinador del Plan de Diabetes de la Comunitat Valenciana, ha explicado que "las personas con diabetes mellitus tipo 1 han de tomar muchas decisiones al cabo del día relacionadas con las comidas, la administración de la dosis de insulina, la actividad física y todo relacionado con la medición de glucosa".

Según Pomares, "de este modo, se reduce el número de pinchazos para medir la glucosa y se limita a situaciones muy concretas, y además de mejorar el control de la diabetes y reducir las hipoglucemias, también supone una mejoría en la calidad de vida".

Para obtener el máximo beneficio, este recurso se acompaña de un programa de entrenamiento específico que se desarrolla en sesiones grupales por profesionales de enfermería especializada en educación terapéutica. Otra ventaja es el análisis de los datos mediante una app. Con ello el paciente y sus familiares pueden ver en cada momento cómo se encuentra, y los profesionales pueden tener acceso a los datos y dar los consejos más apropiados en relación al tratamiento.

Al mismo tiempo, se abren nuevas oportunidades en el futuro como es la posibilidad de realizar telemedicina, con el ahorro de tiempo para las personas con diabetes y trabajar para que estos resultados se puedan descargar automáticamente en la historia clínica electrónica.

Formación de más de 80 profesionales de enfermería

Sanidad también está formando a enfermeros/as como educadores en diabetes tanto para Pediatría como para adultos, a través de la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES) para poder ofrecer educación terapéutica en diabetes en todos los departamentos de salud.

A lo largo de este año, se ha completado el Programa de Educación Terapéutica en Diabetes VALCAS, un programa dirigido a profesionales de enfermería, incluida Atención Primaria para poder ofrecer a las personas y sus familias más conocimientos y recursos con el objetivo de mejorar el control de la diabetes y su calidad de vida a cualquier persona con diabetes.

Para su difusión entre profesionales se ha desarrollado formación en cursos específicos a más de 80 profesionales de enfermería de la Comunitat Valenciana y se espera ampliar esta cifra el próximo año.

Prevenir la diabetes mellitus tipo 2

Hay dos tipos principales de diabetes. Ambas hacen que la concentración de glucosa en sangre sea más alta de lo normal, pero lo hacen de distintas formas. La diabetes tipo ocurre cuando el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas encargadas de fabricar insulina. Las personas con este tipo de diabetes necesitan insulina para mantener sus concentraciones de glucosa en sangre dentro de la normalidad.

La diabetes tipo 2 es diferente. Una persona con una diabetes tipo 2 sigue fabricando insulina, pero su cuerpo no responde a esta hormona con normalidad.

A diferencia de la diabetes mellitus tipo 1, la diabetes mellitus tipo 2 se puede prevenir manteniendo unos hábitos de vida saludables, como seguir la dieta Mediterránea (consumo de más frutas, verduras y hortalizas.

De igual modo, es recomendable consumir legumbres, frutos secos, pescados, carnes de ave o con poca grasa y lácteos, sobre todo fermentados, como el yogur), evitar alimentos procesados, realizar ejercicio físico, consumir agua, realizar un consumo moderado de alcohol y evitar bebidas azucaradas, etc.