El servicio de Pediatría del Hospital de Elda ha recibido un cochecito eléctrico para que los niños y niñas ingresados que tengan que desplazarse con fines terapéuticos o diagnósticos a otras unidades como Radiología o quirófanos puedan hacerlo al volante de un descapotable.

La hospitalización de un menor es un acontecimiento estresante tanto para éste como para sus padres, sobre todo antes de determinadas técnicas invasivas, extracciones de sangre, pruebas radiológicas o los momentos anteriores a una intervención quirúrgica.

El uso de este coche eléctrico dentro del hospital también puede contribuir a mejorar la colaboración y complicidad entre el paciente y el personal sanitario y se logra así una asistencia clínica más confortable. Se trata de seguir avanzando para humanizar los cuidados a los más pequeños, que va a contribuir a la confianza de los niños y a conseguir que su estancia en el hospital sea lo más lúdica posible.

El servicio de Pediatría y la Gerencia del Departamento de Salud de Elda han expresado su agradecimiento a la Liga Nacional contra el Cáncer Infantil (LINCECI), asociación que ha realizado la donación. Con la iniciativa, esta asociación pretende que los más pequeños tengan un momento más amable, bien a la hora de acudir a una prueba médica, quirófano o cualquier otra situación que desde el hospital se considere, convirtiéndolo en un juego para los niños y que resulta más tranquilizador para los padres.

Sense Barreres participa también en las actividades

Voluntarios y miembros de la Junta Directiva de Sense Barreres en colaboración con una empresa ilicitana, han el Hospital General Universitario de Elda para hacer entrega de unos regalos a los niños y las niñas que en estos días se encuentran ingresados allí.

La idea surgió a partir de la decisión conjunta entre Sense Barreres Petrer y diferentes familias de Elche, que solicitaban consultas relacionadas con las enfermedades raras, ya que ni en Elche ni en los municipios de alrededor existe ninguna Asociación que pudiera atender estas consultas. Por lo que después de mantener algunas reuniones con las familias surge la necesidad de crear Sense Barreres, delegación Elche.

Esta Asociación lleva trabajando en Petrer desde 1996, apostando por la ayuda y el apoyo a familias con enfermedades raras y discapacidad. Su labor es ayudar y orientar desde el momento primero del diagnóstico que es donde la familia necesita más apoyo y orientación. Y continuar ofreciendo información sobre ayudas, derechos, información de referencia de médicos y hospitales, educación, conciliación familiar, formación, acompañamiento, visibilidad….

“Cocinero Sin Frontera” realizó hace unos días una donación de juguetes y material educativo

“Cocinero Sin Frontera” realizó una donación de juguetes y material didáctico y educativo hace unos días para el Servicio de Pediatría hospitalario para hace más divertida la estancia de los niños hospitalizados.